Advertisement

El Monte de Piedad de Madrid convoca un concurso de microrrelatos inspirados en la institución que premiará al ganador con 1.702 euros

Tras obrar el milagro de los 400.000 espectadores en su versión teatral, 'Los Javis' llevan a la gran pantalla la historia de dos monjas lesbianas y una pareja de adolescentes que creen haber encontrado a Dios en los agudos de Whitney Houston

La Casa Encendida acoge la exposición Drawing on a Revolution, una inmersión total en el particular universo artístico del artista canadiense Marcel Dzama. Un imaginario basado en multitud de referencias e influencias como Marcel Duchamp, Goya, el dadaísmo, Picabia o el Bosco

<
>

DEPEDRO
Viaje sin fronteras
 
Por Andrés Castaño 
 
Jairo Zavala vuelve a la actualidad con El pasajero, un disco que avanza como un viaje de sonidos, un descubrimiento vital y de sensaciones. Con este nuevo disco, Depedro amplía matices y fronteras. El entorno musical de Depedro es extenso, el del rock y la música popular y el folclore americano y africano, que él mismo reconoce. Calexico (Joey Burns y John Convertino) ha sido un gran pilar en su música. 
 
'Son muchos años trabajando juntos. Y es inevitable que se me pegue algo. La música es un dar y tomar. Los músicos somos grandes ladrones', reconoce Jairo. De hecho, El Pasajero (Warner, 2016) está grabado en Tucson, Arizona, con Craig Schumacher como piloto (a quien conoció por Calexico) porque 'es muy interesante dejarte llevar, y disfrutar de esa compañía'. 
 
América planea por todo el disco: 'Es un referente muy importante, mi padre es peruano. América yo la concibo de manera transversal, desde Alaska hasta Cabo de Hornos. Y es un pilar muy importante en mi iconografía musical. Me gusta sobre todo la mirada optimista del americano'.
 
En El pasajero nos habla 'del tópico del viaje personal, de ser pasajero de tu viaje, pero consciente, no quedarte en la superficie de la vida. Y traerte a casa la maleta llena de experiencias y de vivencias. Viajo muchísimo, pero siempre digo que mi viaje favorito es el de vuelta a casa'.
 
Se editará una versión doble vinilo en la que incluirá tres temas extras, 'La bala', 'Un momento' (una balada espectacular), y un homenaje a la desaparecida cantante Lhasa, de quién versiona Toda palabra (de quien ya versionó anteriormente Llorona). En estas nuevas canciones hablas de los desposeídos y los desamparados: 'No hago más que verme reflejado en esas realidades.
 
Frente a las adversidades, ya sean las maras o los ciclones, volcanes, guerras o genocidios, encuentras una alegría y un optimismo. Hay mucho que aprender. Yo soy permeable y dejo ver esas realidades. No me gusta expresarlo desde un punto panfletario porque no tengo la capacidad. En la vida hay mucho conflicto, y lo que hace la madurez es intentar superarlo', subraya.
 
En El pasajero está la canción redonda y de aprendizaje, como Déjalo ir. Luego hay canciones que iluminan como Miedo, 'una canción de encargo de mi mujer. Me dijo que era necesario hablar de esto que nos empuja a superarnos cada día, a superar ese miedo para avanzar'. O Ser valiente, una capacidad que, para él, implica 'darte cuenta de lo que tienes. Afrontarlo. Y poder llevar tu día a día con los que quieres, de una manera digna'.
 
Depedro también tiene otros proyectos. Estuvo rodando un documental en Senegal: Casamance. Banda sonora de un viaje. Se lanzará en octubre o noviembre. En él se sigue la pista de un griot, Lamine Konté, un korista. 'Un griot, aparte del punto musical y trovador, es el que conserva la cultura. Porque la cultura africana es oral, no escrita. Eran como las bibliotecas andantes, consejeros de reyes. Con la excusa del personaje, hicimos encuentros musicales y encuentros con gente que le conocía. En él, mostramos la cultura del África Occidental que incluye muchas etnias y muchas culturas, las fronteras europeas no respetaron los límites naturales y culturales'.
 
¿Te gusta la vida de barrio? Me gusta la vida en comunidad, y el barrio es el ejemplo más claro, no entiendo el día a día sin compartir el espacio y las historias cotidianas, siempre he pensado que la fuerza del tejido social de una ciudad está en los barrios y estos se apoyan en las personas.
 
¿Tu barrio favorito de Madrid? Yo soy de Aluche, pero voy a tirar para el gremio, mi vida musical se desarrolló en Malasaña cuando había muchos garitos en los que se programaba música en directo desde las 10 de la noche hasta las 5 de la mañana, para mí era el sitio perfecto. 
 
Lugares favoritos en Madrid
 
Para tomar un café: Tipos infames, en San Joaquín, 3, ¡y de paso me llevo un libro!
Para comer o cenar: Las Mañanitas en la calle Fuencarral 82
Tapear/ cañas/Vermú: para ir de cañas me encanta ir a la calle Huertas.
De compras: al Rastro algún domingo.
Un rincón favorito: La Plaza Mayor, ahí conocí a la mujer de mi vida.
 

Depedro. Viaje sin fronteras