Advertisement

En Duendemad hemos conocido a Fernando Guallar antes del estreno de la segunda temporada de Velvet Colección de Movistar+. ernando hoy es nuestro personaje Duendemad.

El fotógrafo Javier Aranburu (con n, nos recalca) se ha paseado cámara al cuello por varios continentes, pero lleva quince años retratando nuestra ciudad en el proyecto You love Madrid. 

Una madre con su hija en brazos, una abuela sonriente, una joven asiática y una simpática pelirroja pecosa. Ellas han sido las protagonistas de los exitosos carteles de San Isidro 2018. Unas alegres ilustraciones firmadas por la ilustradora Mercedes DeBellard con quien nos encontramos en las inmediaciones de la plaza de Tirso de Molina.

Estamos de enhorabuena. Tras editar seis discos, colaborar en el programa radio "El Mundo Today" o haber participado en montajes teatrales, Maika Makovski nos vuelve a sorprender y se pone frente a las cámaras para convertirse en la presentadora de "La hora musa", un nuevo programa de La2 que contendrá “música, música y música”. 

<
>

 

 
Antonyo Marest. El mar sobre el asfalto 
 
Por Rebeca Queimaliños
 
Antonyo Marest utilizaba trozos de cartón para customizar los fuertes de Playmobil y doblaba las míticas piezas de plástico K’nex para que las construcciones encajasen en su imaginario. Una mente tan estructuralista sólo tenía dos bifurcaciones: psicópata o artista. Y fue la B. Empezó a pintar las paredes de su -diminuto y conservador- pueblo a los 10 años; nadie entendió su talento transgresor y se refugió en Dalí, La Bauhaus, la arquitectura de Victor Horta o las tipografías de Letraset.
 
Pero la clave fue descubrir al Grupo Memphis, un movimiento que reventó los cánones de la arquitectura y diseño industrial en los años 80 al ignorar el gusto del público y crear con absoluta libertad. 'Ese grupo antidiseño creaba cosas rompedoras, objetos que nadie pondría en su casa elaborados con materiales extraños y colores difíciles de combinar. Englobaba todo lo que me gustaba del arte'. Marest incluyó los colores del Mediterráneo y proyectó un imaginario tan particular como auténtico.
 
Un espacio artístico que en el que confluyen formatos, tramas, texturas y formas geométricas perfectamente alineadas. La obra de Marest es un viaje lisérgico a través del azul hasta conseguir ver el mar a través de sus puntos de fuga. Su obra está diseminada por la geografía española, pero os proponemos dos ‘hotspots’ en Madrid para introduciros en su obra: la puerta de nuestras oficinas -calle Flora, 2- y los muros de la Tabacalera -Glorieta de Embajadores-
 
Esencia del Mediterráneo · Lonja del Pescado · Alicante · Hasta el 28 febrero
 

Antonyo Marest. El mar sobre el asfalto