Advertisement

Tres años, 33.000 km, 31 países y 4 continentes después ha cumplido su sueño: ser el primer español en dar la vuelta al mundo a pie

 

David Rubín es el creador de Boone Dias, un explorador de un mundo paralelo en el que la magia y lo fantástico son habituales

 

Álvaro Laiz (León, 1981) es fotógrafo documental y con sus trabajos realiza casi una especie de ensayo fotográfico

Es una de las citas culturales de la primavera. El Museo Reina Sofía celebra los 80 años de la creación del Guernica y los 25 de su llegada a sus salas con una exposición que recoge la visión de Picasso sobre la guerra moderna

<
>

El reto de Portaceli

El Español, un teatro de todos

Por Raúl Losánez · Foto: David Ruano

El Teatro Español inicia nueva andadura ahora que Carme Portaceli (Valencia, 1957) ha empezado ya, tras ganar el concurso público que se convocó a tal efecto, a ejercer como directora de esta institución pública. Hablamos con ella sobre los nuevos retos.

Apenas hace un mes que ha empezado a programar y son muchos los desafíos que se ha planteado en su nuevo periplo; ha tratado de plasmarlos en esa nueva programación, aunque quizá hay uno que puede resumir todos los demás: 'que los madrileños cuenten con el Teatro Español como lugar preferente en el que invertir su ocio'.

Portaceli ha propuesto una programación paritaria con respecto a la presencia de la mujer en la misma. Quiere garantizar la excelencia y el riesgo (''sin él no hay creación') y el eje de la programación es 'el bien y el mal'.

¿Cómo se concreta que el Teatro Español sea la casa de todos en el plano artístico?

Pues con una programación en la que tiene que primar la variedad y la diversidad, y en la que la excelencia artística tiene que ser clave. Además, esa programación debe promover la reflexión y el pensamiento, y tiene que abordar las preocupaciones de los ciudadanos. Creo que la sociedad es muy diversa y el Teatro Español debe estar abierto a esa diversidad; además, esto es un teatro público que se paga con los impuestos de toda la gente, así que estamos obligados a atender a toda esa diversidad.

En la vida política, tú votas y tienes que estar al servicio de la gente a la que has votado; pero yo creo que son ellos los que deben estar al tuyo, y eso es lo que va a hacer el Teatro Español. Hay que acoger a todo tipo de públicos. Una de las primeras cosas que he hecho, por ejemplo, es programar a las gitanas de El Vacie, porque es una gente que hace teatro, aunque no sea profesional, con una excelencia artística determinada, con autenticidad, y que invita a cambiar la mentalidad de quien las mira, y eso es importante.

¿Una diversidad pueda convertir el Español en una especie de cajón de sastre sin una línea artística determinada?

Yo creo que hay una clarísima línea artística. Lo que pasa es que hay diversidad; y debe haberla, como hay paridad. Si no hubiera paridad, seríamos un reflejo falso de la realidad, que es lo que ha pasado siempre.

¿Cómo se logra que la gente quiera hacer este teatro suyo?

En España las posibilidades de producción y de hacer repertorio son muy pocas. Afortunadamente, con los pocos medios que tenemos, nuestra capacidad de crear y revitalizar todo es única. En ese sentido, si tratamos bien a la gente, si somos capaces de reflejar sus preocupaciones, de hacerles sentir que lo que hacemos es para ellos, ellos a su vez nos compensarán, por ejemplo, con el abono que vamos a crear, que es un seguro económico que nos permitirá seguir creando y generando nuevos proyectos. Habrá descuentos para los desempleados, para los mayores de 65, para los menores de 30… Hay que entender que los que estamos a este lado del teatro y los que están al otro somos los mismos; si ellos lo ven, no me cabe duda de que entenderán que este teatro es para ellos.

Su nombramiento es por un periodo de tres años. ¿Cómo le gustaría finalizar ese recorrido?

Ufff… No lo sé… Lo que más me gustaría es lograr que el Español se convierta en el centro neurálgico del teatro de lengua hispana del mundo, porque es el teatro, como tal, más antiguo del mundo. Por otra parte querría crear lazos artísticos con Europa, y ya hemos empezado a hacerlo. Logrando esto… y que venga la gente joven, y que se implique, y que confíe en lo que va a encontrar aquí…, me daría con un canto en los dientes.

¿Qué reto le gustaría plantearle al espectador más desconfiado?

Le retaría a que viniese, claro; le diría que va a tener abonos con los que se ahorrará un 25%, para que no se pueda quejar de los precios; le diría que va a tener derecho a opinar y a dialogar directamente con nosotros; y le diría que aquí va a encontrarlo todo: todo tipo de obras que reflejen todo tipo de problemáticas.  

Próximas citas del Teatro Español

Ushuaia De Alberto Conejero (que triunfó con La piedra oscura

Furiosa Escandinavia Premio Lope de Vega 2016

La programación ZIP Condensa en una semana obras contemporáneas que se desarrollarán en distintas estancias del edificio e incluirá conciertos de Cabosanroque, que se podrán ver gratuitamente en la plaza de Santa Ana.

Reto Nº7: Vete al teatro