Advertisement

La editorial Alba publica sus Diarios completos sin los hachazos que le propinó el marido de la escritora a los textos, en un intento por ocultar sus vergüenzas

Es una de las citas culturales de la primavera. El Museo Reina Sofía celebra los 80 años de la creación del Guernica y los 25 de su llegada a sus salas con una exposición que recoge la visión de Picasso sobre la guerra moderna

El último trabajo de Rufus T. Firefly es la antítesis de un Big Mac.  Es difícil masticarlo, pero su digestión roza el orgasmo

<
>

 
Tragedia sana
Por Andrea G. Bermejo
 
La mamá de Calabacín hace un riquísimo puré pero bebe mucha cerveza. Un día, sin querer, Calabacín la tira por las escaleras y ella se muere. Así comienza la sorprendente ópera prima de Claude Barras, un relato en stop-motion sobre la crudeza de la vida pero también sobre lo esperanzadora que puede llegar a ser. Tras la muerte de su madre, Calabacín es enviado a un orfanato en el que hay otros niños a los que 'nadie quiere afuera', le dice uno de los sus compañeros. La vida de Calabacín es la historia de cómo estos niños desprovistos de amor aprenden a ser queridos, un cuento triste, duro, pero también tierno, de colores expresionistas y con sentido del humor sobre cómo el amor puede florecer hasta en los rincones más oscuros.
 
La vida de Calabacín · Dir: Claude Barras · Animación
 

Tragedia sana