Advertisement

Es posible llegar donde otros no han llegado, luchar por unos ideales, mostrárselo a otros y crear auténtica belleza bajo el agua. La prueba es el escultor, activista y fotógrafo Jason de CairesTaylor y otros que han seguido su estela. Hablar de arte bajo el agua es hablar de su obra, un increíble trabajo escultural repartido por todo el mundo, y de sus principios

El mar las quería desnudas. Los pechos al descubierto, una bandana en la cabeza y el taparrabos llamado fundoshi. Así trabajaban las ama, buceadoras a pulmón del Pacífico

El mar como paisaje, personaje, presencia… El cine siempre lo ha tenido en cuenta, a pesar de la máxima de un productor de Hollywood que declaró que una película en el mar era sinónimo de fracaso

No podría decir si mis primeras lecturas fueron cómics o novelas. Tampoco ayuda mucho que el primer recuerdo sean las Joyas Literarias Juveniles, las adaptaciones literarias que publicó Bruguera en los setenta. Por Christian Osuna

<
>

 
Somos lo que olemos
 
Por Laura S. Lara · Ilustración: Alba Blázquez
 
'Los aromas son recuerdos. Es imposible imaginar que todos podamos tener la misma fragancia'. Así de rotundo se muestra Jean-Luc Gardarin, experto en perfumes de Le Secret du Marais. Para Jean-Luc, un aroma imprime personalidad. 'Nuestra fragancia es un reflejo de nuestro carácter y solemos elegirla en función de nuestras emociones y, a veces, también de la ocasión'. Debemos sentirnos cómodos con un aroma, identificarnos con él
 
Para conseguir este efecto, el perfumista utiliza el diagnóstico olfativo más avanzado del mercado (NOSE), con el que es capaz de averiguar el aroma perfecto para cada persona desde su perfumería nicho en la calle Hortaleza, 75. 'NOSE es un programa informático desarrollado en París con la ayuda de expertos perfumistas tras cuatro años de exhaustivo trabajo e investigación y más de 8.000 referencias de perfumes, que mediante un diagnóstico de alta precisión revela nuestra tendencia olfativa y el perfume más adecuado para cada uno de nosotros'. 
 
¿Qué hace a un perfume único? Una fragancia es única por su composición, empezando por sus ingredientes, la proporción entre ellos y, por supuesto, la calidad de los mismos, así como la escritura del perfumista, es decir, la manera en la que trabaja.
 
¿Tal es la importancia de las notas? Son fundamentales en la creación de un buen perfume. No es tan importante que sean muy numerosas, lo primordial es que estén bien combinadas. Al igual que sucede, por ejemplo, con el vino, hay que tener el olfato educado para saber apreciar y valorar una fragancia. A veces las marcas nos dan pistas: cuando el exterior es sobrio y el frasco no es espectacular, el contenido suele ser bueno. La sencillez es fundamental para un buen perfume. El 'menos es más' también funciona en materia olfativa.
 
¿Cómo podemos reconocer la calidad de un perfume? Ese es nuestro secreto. Pero en líneas generales, el perfumista que lo crea dice mucho de un perfume, también la marca y los ingredientes que se utilizan. Sin olvidar los puntos de venta donde se pueden adquirir. 
 
¿Qué opinas de las copias? Creo que el trabajo del perfumista y de las marcas debe ser respetado como cualquier otro trabajo artístico o industrial, por lo que las copias deben ser perseguidas como algo negativo para la creación.
 
¿Algún truco para que el aroma dure más tiempo? Podemos aplicar una base de crema o aceite hidratante sobre la piel, ya sea con el mismo aroma o algo neutro para no interferir. En primavera los aromas se multiplican y los expertos se centran en evocar la diversión y la frescura de esta época del año. Los perfumes no entienden de modas, pero sí siguen ciertas tendencias. Es momento de optar por fragancias alegres y despreocupadas, por notas frescas, ligeras y suaves, perfectas para las horas de sol. Y por la noche, caer rendidos ante la fantasía oriental a través de aromas seductores.
 
¿Cómo oleremos esta temporada? Una de las particularidades de la perfumería de autor es que no sigue las modas o las tendencias. Sí que podemos decir que algunas familias son más apropiadas para temperaturas más altas o climas más fríos, secos o húmedos.  

Somos lo que olemos