Advertisement

Javier Sánchez Medina, artista y artesano extremeño afincado en Madrid, ha sido escogido para participar en la exposición “Mickey: The True Original”, que se inaugurará el 8 de noviembre en Nueva York.

Quien crea que conoce los lugares más sorprendentes del mundo, debería reconsiderarlo. “Maravillas secretas del mundo” (Lonely Planet. Geoplaneta) acoge entre sus páginas eucaliptos arcoíris, pueblos fantasma, un museo submarino, un pueblo llamado Hell (infierno) o una piara de cerdos caribeños nadadores.

¿Cómo es la versión española del musical? Aquí te lo contamos todo. 

Quizá no reine como en la época del cine mudo o como antes de la reescritura del género que siguió a la Guerra de Vietnam, pero el wéstern no carece de signos vitales, y esto va también por la televisión, donde en los últimos años las plataformas de pago han avivado la llama que prendieron 'El Llanero Solitario', 'Bonanza', 'Gunsmoke', 'La casa de la pradera' o 'Walker'. 

No era fácil ser mujer en el Salvaje Oeste, y llevar pantalones y una 38 al cinto no siempre mejoraba tus posibilidades. Hablamos de pioneras, forajidas, rancheras, aventureras… Algunas de ellas fueron violadas, esclavizadas, traicionadas o ahorcadas sin piedad. Irati Fernández Gabarain y Nerea Aguado son las autoras del fanzine Mujeres Legendarias del Lejano Oeste, publicado por Ediciones Armadillo.

<
>

 
Donde hierve la horchata de tu sangre
 
Un témpano es mi dedo cuando baja prendiendo el iceberg de tu desierto
calmando el frío de mi fiebre 
exhalando el vaho de mis avernos.
Será que ya vives en mi frío, 
será que yo huyo a tu calor 
tal vez nieve en verano en Transilvania o en Cuba,
este invierno, ardamos mejor.
En el frío y el ardor se confunden nuestros besos
como el caos, la pasión, la destrucción.
Nadie nos dijo que el amor sea un oxímoron
que confunde el cielo y los avernos.
Abriguemos nuestros sudores cuando el fuego nos haga tiritar el alma.
En un poema incinerado por congelación. 
Al calor de las llamas de unos gélidos versos

*EDITORIAL. Donde hierve la horchata de tu sangre