Advertisement

Quizá no reine como en la época del cine mudo o como antes de la reescritura del género que siguió a la Guerra de Vietnam, pero el wéstern no carece de signos vitales, y esto va también por la televisión, donde en los últimos años las plataformas de pago han avivado la llama que prendieron 'El Llanero Solitario', 'Bonanza', 'Gunsmoke', 'La casa de la pradera' o 'Walker'. 

Casas de juego para gatos y perros, pájaros y ovejas, murciélagos y conejos, caballos y peces, ratones y cobayas, e incluso canguros y tortugas. “Pet-tecture: Design for Pets” (Phaidon) explora el fascinante mundo de la arquitectura y el diseño para animales. 

La media naranja de Madame Sushita, Monsieur Sushita, desembarca en Madrid para ofrecernos los mejores y más variados platos de tradición japonesa con influencias de sus viajes por Marruecos, Perú, Tailandia o Hawái.

No era fácil ser mujer en el Salvaje Oeste, y llevar pantalones y una 38 al cinto no siempre mejoraba tus posibilidades. Hablamos de pioneras, forajidas, rancheras, aventureras… Algunas de ellas fueron violadas, esclavizadas, traicionadas o ahorcadas sin piedad. Irati Fernández Gabarain y Nerea Aguado son las autoras del fanzine Mujeres Legendarias del Lejano Oeste, publicado por Ediciones Armadillo.

Del 18 al 28 de octubre más de 100 bares y restaurantes del castizo barrio de Lavapiés forman parte de la VIII edición de este Festival Multicultural de la Tapa y la Música, Tapapiés.

 

La polifacética Coco Dávez, diseña un pañuelo solidario de la firma de moda Compañía Fantástica cuyos beneficios íntegros serán donados a Federación Española de Cáncer de Mama.

La marca de moda UGG® cumple 40. La firma fundada en 1978 por un surfista australiano en la costa de California, hoy forma parte del escenario mundial y es reconocida por su icónica bota clásica que, en su día, utilizaron los surfistas para mantener sus pies calientes. 

<
>

 
ÁNGEL LEÓN
Reinventar la cocina marinera
 
Al cocinero Ángel León, se le conoce también como el Chef del Mar, y es que, viviendo en un pueblo tan marinero como es El Puerto de Santa María (Cádiz), ha podido sentir su influencia desde bien pequeño, lo que ha marcado la dirección de su carrera y el significado de su cocina. Charlamos con él sobre su universo marino y su restaurante Aponiente
 
¿Cuál es el primer recuerdo relacionado con el mar que te asalta? Lo asocio a mi infancia ya que desde muy pequeño me gustaba salir a navegar y pescar con mi padre, un gran aficionado a la pesca náutica. Digamos que es mi vía de escape, mi punto de encuentro conmigo mismo, mi mejor hábitat y mi fuente de inspiración. Desde Aponiente reinventamos la cocina marinera que siempre se ha conocido. Podríamos decir que vivimos con la continua obsesión por extraer del mar todo lo que éste nos puede ofrecer, por descubrir nuevos ingredientes y cocinar especies que otros no hayan cocinado aún. 
 
¿Cómo es la relación que tienes con los marineros que abastecen tu cocina de producto? Muy directa y diaria. Dada la exigencia que nos aplicamos a nosotros para dar lo mejor a nuestros clientes es coherente hacer lo mismo con nuestros proveedores.
 
Cómo ha sido presertar en Harvard vuestro proyecto para emplear en cocina zooplancton bioluminiscente? Seguimos trabajando. Actualmente, junto con el departamento de I+D, estamos intentando extraer la púrpura de unas cañaíllas para incorporarla a nuestras elaboraciones, recuperando así una tradición fenicia en la que se usaba esta púrpura para teñir tejidos. 
 
¿Qué más se va a encontrar el comensal esta temporada? El menú Mar de Fondo, compuesto por veintiún bocados salados y tres dulces, en los que reconocerá muchos sabores que le evoquen el mar. Este año es nuestro décimo aniversario y hemos intentado pasar por una batidora todo lo ocurrido hasta ahora y tamizarlo para conseguir una cocina mucho más equilibrada. 
 
¿Cuáles serían tus consejos para aquella persona que se aventura a vivir por primera vez la experiencia Aponiente? Que se deje llevar, que venga dispuesta a dejarse sorprender y que se deje 'envenenar' por nuestra esencia. 
 
¿Es El Puerto de Santa María el lugar donde echar el ancla o tienes pensado explorar nuevos mares? Lo cierto es que me gusta navegar y salir a descubrir otros mares e influencias con los que poder ampliar conocimientos y miras, pero ya viví el momento en el que tuve que decidir dónde quedarme y me quedé con El Puerto. 
 
De los mares que has conocido, ¿cuáles te han impresionado más? Los Fiordos noruegos y los de Mauritania.
 
Y si tuvieses que transformarte en un animal marino éste sería... Una partícula de plancton, porque anda libre dejándose llevar por las corrientes marinas. 

Reinventar la cocina marinera