Advertisement

Entre el 21 al 25 de febrero, la feria Urvanity cobrará vida en una nueva sede, más acorde con sus necesidades y sus aspiraciones, más amplia y mejor comunicada con la ciudad, como es LA SEDE del COAM

Los festivales se rifan a una banda que se ha convertido en un secreto de culto del panorama nacional indie, 'mientras que la gente quiera que toquemos, vamos a seguir tocando'

Julio es chino de nacimiento, pero tras catorce años en España, también tiene algo de aquí. En sus gestos es puro fuego, el mismo que abraza a su wok de hierro y el mismo que enciende su cabeza con mil ideas más veloces que sus palabras, que salen atropelladas en un español de la calle que 'mola' (como él mismo dice).  

La banda madrileña se juntó para tocar por primera vez hace 20 años. Con su nuevo disco bajo el brazo Mismo sitio, distinto lugar, comienza una gira que nace en Lima el 1 de marzo y culmina el 30 de junio en el Guggenheim de Bilbao
 

No es de las que hace promesas y propósitos para el año nuevo. Es más de valorar lo que ha hecho en el anterior, si está donde quería estar para replantearse hacia dónde quiere ir. El 2017 le ha cundido y el nuevo año seguirá ese camino. Irene Escolar pide al 2018 más oportunidades

Es uno de los integrantes del aclamado Novo Cinema Galego, que se asoma en sus obras al paisaje gallego para retratar su espesa naturaleza. El videoartista y cineasta Lois Patiño se llevó con su primer largo, el documental Costa da morte , el premio al mejor director emergente en el Festival de Locarno, entre otra docena de galardones internacionales

ElYELLA cierran los más importantes festivales nacionales, convocan hordas de fans y revientan salas como el Ochoymedio o La3. Se han ganado un lugar privilegiado en el panorama musical como DJ 'indies'. Un fenómeno que ha conseguido girar todas las miradas hacia su propuesta escénica creando una original experiencia musical y un espectáculo de emociones

La serie Paquita Salas fue la antítesis de la lógica y se convirtió en el proyecto audiovisual más celebrado de 2017. La webserie, dirigida por Javier Calvo y Javier Ambrossi, reivindicó el patetismo desde la naturalidad y todos quisimos ser amigos de esa representante de artistas a la que nunca dejaríamos cuidar de nuestros hijos. Detrás de ese personaje está Brays Efe
<
>

 
Carmen García Huerta
La mirada sensible
 
Por Tere Vaquerizo · Fotografía Jerónimo Álvarez
 
Estudió Publicidad, pero el tiempo y el destino pusieron las cosas en su sitio. Lleva el dibujo en la sangre, por herencia paterna. Un gen que la ha posicionado entre los mejores ilustradores del momento
 
¿Cómo empezaste a dibujar? Siempre he dibujado. Mi padre es interiorista, pero también ha tenido épocas en las que, como buen freelance, hacía lo que le salía: retratos, murales… Yo eso lo he tenido muy presente en casa, y siempre estaba dibujando, ese gen lo heredé de él. 
 
¿En qué momento te diste cuenta de que podías ganarte la vida con la ilustración? Empecé haciendo cosas más relacionadas con el diseño gráfico. El paso al mundo de la moda lo di porque mi chico hacía fotografía de moda, y aunque a mí este mundo me encantaba lo veía muy inaccesible, pero al final me animé y envié muestras de mi trabajo a revistas como Vogue, Elle… Te hablo del año 2001 más o menos. Ante mi sorpresa enseguida me llamaron. Empecé a trabajar muy rápido.
 
¿Cómo se presenta el nuevo año? Bastante productivo. Como proyectos personales, participaré en una exposición colectiva en la galería Mad is Mad, y en abril presentaré exposición individual en La Fábrica. En cuanto a proyectos comerciales, voy a pintar la bóveda de un restaurante francés, Antoinette. Es un proyecto muy bonito, porque tengo que reproducir un invernadero, será como un trampantojo. También haré la campaña del Año Nuevo Chino para El Corte Inglés… Hay bastantes cosas en marcha.
 
Después de tantos años dedicándote a la ilustración, ¿sigues disfrutando igual? He pasado por distintos estilos, distintos niveles de 'ilusionamiento'. Y he tenido etapas de conflicto entre lo que quería hacer y lo que hacía. Ahora estoy felizmente en una fase en la que hago lo que quiero porque las cosas comerciales que me piden encajan perfectamente con lo que a mí me apetece hacer. 
 
Imagino que a raíz del boom de las redes sociales habrás notado más competencia… Cuando empecé, las revistas de moda demandaban muchas ilustraciones, era la época de ilustradores como Jordi Labanda, pero luego decayó un poco y hace unos años ha resurgido gracias a las redes sociales. Todo lo que sea fomentar la profesión me parece genial. A la mayoría de ilustradores ahora les llega trabajo a través de las redes, en mi caso, creo que me funciona más el boca-oreja. 
 
¿Algún encargo del que te sientas especialmente orgullosa del resultado? Este año he hecho dos cosas muy bonitas. Por un lado, el cartel de San Isidro me hizo una ilusión brutal, tuvo muy buena acogida. También la vajilla de La Cartuja de Sevilla ha quedado muy bonita, nunca había hecho nada en cerámica y hacerlo con una casa con tanta solera me ha hecho mucha ilusión.
 
También te has lanzado a la docencia. El año pasado impartí una asignatura en el Grado de Moda de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y me encantó. Este año no repetiré, por falta de tiempo, pero en septiembre sí que daré un Máster de Ilustración en la Universidad de Nebrija.
 
¿Cuánto puedes tardar en dibujar, por ejemplo, un retrato? Un retrato o lo pillas o no lo pillas, estás obligado a ser rápido. Primero me documento mucho, busco fotos... Lo puedo hacer en un día o día y medio, me gusta dejarlo reposar y volverlo a retomar al día siguiente. 
 
¿Qué ilustradores nos podrías recomendar? Me gustan mucho, y además son amigos, Berto Martínez y Ricardo Fumanal. Aunque mi ilustradora favorita es Jeanne Detallante. También me gustan Ana Juan, Carla Fuentes, Paula Bonet y María Herreros. Y me encanta Ignasi Monreal, un pintor realista que ha hecho todo lo de Gucci, y una pintora muy joven francesa, Inés Longevial.
 
¿Un sueño por cumplir? No tengo grandes ambiciones. Me conformo con seguir trabajando como hasta ahora. Sí me gustaría encontrar un agente fuera de España, ya tuve uno y me fue muy bien, pero no pido mucho más…   

Carmen García Huerta. La mirada sensible