Advertisement

Harry Dean Stanton en Lucky
Harry Dean Stanton en Lucky

Lucky. Una película modesta, frágil y a la vez recia como su protagonista, el genuino Harry Dean Stanton.

Con el street food instalado en nuestra agenda de ocio gastronómico, la fruta y verdura frescas, los pescados de lonja y las carnes al corte para paladares exquisitos, los mercados de abastos se convierten en la mejor opción para disfrutar de una buena comida después de haber llenado el carro de la compra

Dicen que La Boqueria es el mejor mercado del mundo. No solo por los 500 años de historia que arrastra este lugar de culto en el corazón de Las Ramblas, ni por el hecho de que si ellos no lo tienen es que no existe, ni siquiera por su papel de catalizador en el boom gastronómico que ha vivido la cocina en las dos últimas décadas...

Ya en sus tres álbumes previos, la banda Egon Soda, uno de los versos más libres del rock español, había cargado las canciones de contenido social y ambición literaria. Ahora, redoblan el voltaje en lo primero, El rojo y el negro del título no va por Stendhal

Sidecars es lo contrario a producto industrial. La evolución de Gerbass, Juancho y Ruly tiene bastante más que ver con barro, insomnio y carretera que con una estrategia trazada en hojas de excel. Por eso su público - tan auténtico como sus botas Chelsea- ha conseguido que la banda de Alameda de Osuna cuelgue 'Sold Out' hasta cuatro veces en La Riviera

<
>

 
ELYELLA
El alma de la fiesta
 
Por Rubén Arribas · Fotos: Jerónimo Álvarez
 
ElYELLA cierran los festivales nacionales más importantes, convocan hordas de fans y revientan salas como el Ochoymedio. Se han ganado un lugar privilegiado en el panorama musical como DJ 'indies'. Un fenómeno que ha conseguido girar todas las miradas hacia su propuesta escénica creando una original experiencia musical y un espectáculo de emociones. Ahora han decidido producir sus propias canciones con su nuevo sello Vanana Records, cuya primera referencia es Lovers, un EP con cuatro canciones de las que ya han lanzado tres en plataformas digitales con una gran acogida. 
 
Voy a entrevistarles a su estudio. Todo lo que han ganado en siete años lo han reinvertido en equipo, en crecer y en potenciar su puesta en escena y sus espectáculos. No son asiduos a los medios ni se proliferan en las entrevistas. EL MØNØ ni recuerda la última vez. Tampoco es habitual que no lleve máscara (usa tres hechas artesanalmente con el molde de su propia cara a medida), ni ELLA su antifaz. Tengo enfrente a las personas que se esconden detrás de estos nuevos iconos de la electrónica. Dos grandísimos tipos que tienen sus curros y su vida anónima cuando están alejados de los platos. Escucho un adelanto del tema que cerrará Lovers, cuyo lanzamiento será en febrero, y alguna otra sorpresa musical. Puedo prometer que darán mucho que hablar -y bailar-. 
 
De DJ a productores de vuestros temas. ¿Por qué? Era el paso natural después de más de cinco años seleccionando y pinchando temas de otros. Nos habíamos adentrado en la producción haciendo remixes y teníamos la sensación de querer ir a más, de evolucionar construyendo algo propio. 
 
¿Esperabais que vuestro primer single, Magic, se viralizase? Es verdad que lo hemos petado con más de un millón de reproducciones en Spotify, pero por encima están las sensaciones. Ha estado sonando en todas nuestras sesiones en los festivales de verano. Dice mucho el que haya sido escogido en el Aftermovie para la BSO de tres festivales muy importantes. Teníamos clarísimo que tenía que ser el primero, porque es un tema pensado y dedicado a nuestros fans que contiene nuestra energía. La letra habla de perseguir tus sueños y salir de tu zona de confort. 
 
This is now, vuestro segundo single, es la calma tras la tormenta 'mágica'. Nada hacía presagiar la tempestad que preparabais con Get Away. En este proyecto de cuatro temas que formarán nuestro primer EP queríamos que se visualizaran los diferentes estilos que suenan en nuestras sesiones: temas rock con guitarras, otros más electrónicos y temas a medio tiempo como puede ser This Is Now, más emocionales y más de escuchar. Get Away es una canción especial, más indie y canalla, con la que estamos sintiendo algo distinto en cuanto a las reacciones que despierta.  
 
 
¿Y el cuarto single? Saldrá en febrero. Nos hace especial ilusión porque va a ser el primer tema que vamos a hacer con una banda nacional que nos encanta, que es asidua en nuestras sesiones y que va a ser la banda de referencia. Será el primero cantado en castellano.
 
Vuestras colaboraciones son muchas veces sorprendentes como vuestra remezcla de Ser brigada, de León Benavente. Eso fue una experiencia que nos daría para toda una entrevista. Es una artista que nunca se había dejado remezclar. No era un tema nada fácil. Además, fue un tema que se convirtió en un hit, en el tema del año. Asumimos un riesgo muy grande porque sus fans están muy apegados a la canción. A los más puristas puede que no les gustase, pero sirvió para llevar la canción a otros públicos, ya que no se hubiera podido mezclar en una sesión porque estaba a 200 bpm y el remix le daba otra vida y lo más importante fue que toda la banda quedó muy contenta.
 
La prensa, tan necesitada de poner etiquetas, tampoco estará muy contenta con vosotros… ELYELLA es un corazón que se rellena de distintos estilos, pero, al final, la gente nos dice 'esta canción es muy ELYELLA' y eso es lo que nos importa, no tener una identidad sonora sino un sello emotivo relacionado con la experiencia. Todos nuestros nuevos temas están visualizados en la pista de baile buscando la comunión con el público en nuestras sesiones. 
 
En el indie parece resurgir una nueva inclinación hacia la música de baile… Hay muchas bandas que están girando al baile o dando un carácter mucho más enérgico a sus canciones. Hace diez años un cartel estaba compuesto con un 90% de grupos internacionales y un 10% de grupos nacionales. Ahora es al revés y existen bandas nacionales llenando el WiZink y aforos que antes solo cubrían las bandas de fuera. Creemos que esto también es debido a que las bandas nacionales se han llenado de energía, de querer hacer bailar y disfrutar a la gente y no solo canciones de autor. Ahora también mucha gente que se acerca a la  música en grupo, a través de los festivales, con un concepto más hedonista y no tan individualista, y eso también afecta a las bandas.
 
Clubs VS Festivales. Los dos. En los Clubs las sesiones son más largas y esto te permite jugar más a nivel musical pero los festivales tienen el punto de desparrame, intensidad y energía más concentrada en un tiempo más pequeño que es brutal.
 
¿Qué es ser DJ en España? Nunca hemos podido llegar a hacer todo lo que nos gustaría. No hemos tenido ni los recursos, ni el tiempo, ni las herramientas para poder hacer las cosas como verdaderamente nos hubiera gustado. En la música electrónica hay más espacio, pero en nuestro mundo es muy complicado sobrevivir porque es un territorio de bandas fundamentalmente; no tenemos un espacio definido.  Antes éramos un complemento sin ningún protagonismo. Hemos tenido que trabajar duro para tener un peso dentro del cartel, conseguir un tiempo entre los cambios de artistas, tener un rider propio.
 
¿Vuestros personajes no os provocan un trastorno bipolar? Totalmente. Cuando salimos al escenario hay algo de posesión, es como si te convirtieras en otra cosa. Pero ellos nos permiten movernos más libres y el misterio es una de nuestras principales armas.
 
Habéis creado Vanana Records, un sello de artistas gobernado por artistas. Lo hemos hecho junto a Amatria y Pau Paredes. Son nuestros socios, productores y maestros desde hace cuatro años, además de unos artistazos. Queríamos manejar nuestros tiempos, tener el control absoluto y Amatria también quería sacar nuevo disco con sus propias ideas. No solo nos hemos autoeditado, sino que tenemos a Nation que son unos productores de música electrónica con los que vamos a empezar trabajar y que van a dar mucho que hablar en el futuro. No estaba en los planes, pero al final nos puede la emoción en algo. 
 
En este calendario compartís cartel musical con Vetusta Morla y Rufus T. Firefly. ¿Qué os parecen? Vetusta Morla nos ha robado a nuestra tour manager y ahora nos quieren robar a otro colaborador. Los queremos mucho, pero esto de ser su cantera… No somos superfans de su música, pero admiramos lo que han conseguido, lo que suponen, y su último disco nos ha encantado. Sería difícil para nosotros hacer un remix de Vetusta excepto cuando oímos Te lo digo a ti, que es un temazo. Con Rufus estamos muy enganchados. Tienen un alma electrónica que igual ellos aún no saben. El otro día lo hablamos; si tuviéramos que hacer ahora un remix, se lo pediríamos a ellos.   

Elyella. El alma de la fiesta