Advertisement

Harry Dean Stanton en Lucky
Harry Dean Stanton en Lucky

Lucky. Una película modesta, frágil y a la vez recia como su protagonista, el genuino Harry Dean Stanton.

Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud
Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud

Nos vamos de viaje a Viena para visitar el rastro de Gustav Klimt, Egon Schiele, Otto Wagner y Koloman Moser con motivo del primer centenario de su desaparición.

Con el street food instalado en nuestra agenda de ocio gastronómico, la fruta y verdura frescas, los pescados de lonja y las carnes al corte para paladares exquisitos, los mercados de abastos se convierten en la mejor opción para disfrutar de una buena comida después de haber llenado el carro de la compra

Dicen que La Boqueria es el mejor mercado del mundo. No solo por los 500 años de historia que arrastra este lugar de culto en el corazón de Las Ramblas, ni por el hecho de que si ellos no lo tienen es que no existe, ni siquiera por su papel de catalizador en el boom gastronómico que ha vivido la cocina en las dos últimas décadas...

Ya en sus tres álbumes previos, la banda Egon Soda, uno de los versos más libres del rock español, había cargado las canciones de contenido social y ambición literaria. Ahora, redoblan el voltaje en lo primero, El rojo y el negro del título no va por Stendhal

Sidecars es lo contrario a producto industrial. La evolución de Gerbass, Juancho y Ruly tiene bastante más que ver con barro, insomnio y carretera que con una estrategia trazada en hojas de excel. Por eso su público - tan auténtico como sus botas Chelsea- ha conseguido que la banda de Alameda de Osuna cuelgue 'Sold Out' hasta cuatro veces en La Riviera

<
>

Mural Festival
La calle es de todos
 
Por Cecilia Camacho
 
Sus artífices son Emily Robertson, Carlo de Luca y Adam Vieira, quienes representan a grandes artistas locales e internacionales como Stikki Peaches, Whatisadam, Laurence Vallières, Eric Clement, Joe Iurato, Jaime Molina, Steven Spazuk, Scott Listfield, y también a artistas españoles como Ricardo Cavolo (con quien el año pasado lanzaron una marca de ropa basada en su arte), o Felipe Pantone, quien diseñó la identidad visual del festival. 
 
Desde su fundación en 2012, la misión de MURAL Festival siempre ha sido democratizar el arte urbano: 'Creemos que el arte público es el presente y el futuro del arte, porque ofrece la posibilidad de que todos, independientemente de nuestro origen cultural, podamos disfrutar de él y sigamos desarrollando nuestra curiosidad', comentan. 
 
Lo cierto es que este festival es un espectáculo inigualable, que reúne a artistas callejeros, muralistas, músicos, creadores, amantes del arte, galerías de todo el mundo, así como a miles de curiosos interesados en todo lo relacionado con la cultura urbana, para que juntos converjan durante once días en espacios comunes, creando obras de arte a tamaño XXL. Por ello, está considerado como uno de los platos fuertes dentro del universo street art del mundo.
 
'Lo que comenzó siendo como una carta de amor de Montreal al mundo, se ha convertido en una celebración internacional del street art con un ADN único', presumen orgullosos. De hecho, el año pasado, atrajo a más de un millón y medio de visitantes, y este año se rumorea que va a incrementar considerablemente su éxito, tanto en asistentes como en repercusión mediática.
 
Otro de los valores diferenciales del MURAL Festival respecto a otros certámenes de su misma naturaleza, es que su proceso de comisariado se caracteriza por su eclecticismo respecto a la selección de artistas, y porque siempre se aseguran de integrar a artistas femeninas y lograr un equilibrio entre las propuestas locales e internacionales.
 
Aunque en estos momentos todavía se encuentran organizando su próxima edición, nos han avanzado que este año el festival se celebrará del 7 al 17 de junio, y que contará con la presencia y el trabajo de 1010, Aaron Li-Hill, Aydin Matlabi, Kevin Ledo, Mad C, Ron English, Smithe, y de tres creadores españoles: Núria Mora, Rubén Sánchez y Ricardo Cavolo. Asimismo, aparte de los más de 80 murales e instalaciones, donde los asistentes serán testigos de los procesos creativos de los autores participantes, también se organizarán exposiciones, charlas, visitas guiadas, fiestas de barrio, afters y experiencias artísticas muy interesantes. Además, en esta ocasión van a volver a apropiarse de los muros y espacios de Montreal, con el propósito de mostrar al mundo que esta ciudad es un hermoso lienzo.   

Mural Festival. La calle es de todos