Advertisement

 Delaporte, en Paraíso Festival
 Delaporte, en Paraíso Festival

Paraíso Festival nos trae a Madrid una selección de la mejor electrónica del momento (6 y 7 de junio).

Harry Dean Stanton en Lucky
Harry Dean Stanton en Lucky

Lucky. Una película modesta, frágil y a la vez recia como su protagonista, el genuino Harry Dean Stanton.

Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud
Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud

Nos vamos de viaje a Viena para visitar el rastro de Gustav Klimt, Egon Schiele, Otto Wagner y Koloman Moser con motivo del primer centenario de su desaparición.

Con el street food instalado en nuestra agenda de ocio gastronómico, la fruta y verdura frescas, los pescados de lonja y las carnes al corte para paladares exquisitos, los mercados de abastos se convierten en la mejor opción para disfrutar de una buena comida después de haber llenado el carro de la compra

Dicen que La Boqueria es el mejor mercado del mundo. No solo por los 500 años de historia que arrastra este lugar de culto en el corazón de Las Ramblas, ni por el hecho de que si ellos no lo tienen es que no existe, ni siquiera por su papel de catalizador en el boom gastronómico que ha vivido la cocina en las dos últimas décadas...

<
>

 
De lo que se come se crea
 
Por María Segade · Ilustraciones: Diego Cusano
 
La imagen de nuestra portada ha sido 'cocinada' por un 'buscador de fantasías', un artista italiano que, además de mezclar sus dibujos con objetos y alimentos que ve en los mercadillos, ha encontrado en los mercados de arte y las redes sociales la fama que las galerías no le supieron dar
 
Cuando le preguntamos a Diego Cusano si se nos escapa la fantasía que nos rodea nos responde 'depende', y acto seguido tararea la letra completa de Jarabe de Palo. Quizás uno y uno no sean dos, ni queramos decir sí cuando decimos sí. O el vino empeora con el tiempo. De la misma forma, un croissant puede ser un paracaídas, un ovillo de lana el peinado de una geisha o un caramelo la carita de una niña con chichos. Al menos en la imaginación este italiano natural de Caserta. Pianista e ilustrador de profesión demuestra, una vez más, en la portada de este número de El Duende lo irónico, inteligente pero, sobre todo, lo poeta que puede llegar a ser. 
 
¿Quién te dio el apodo de 'cazafantasías'? Yo mismo. No me gustaba hablar de mí como 'artista'. Cada día intento tener nuevas ideas a través de mi imaginación, mi fantasía, que se convierten en dibujos. 
 
¿Cómo empezaste a mezclar dibujos con comida y objetos reales? Terminé la carrera y empecé a cuestionarme todo lo aprendido. Un día, mientras hablaba por teléfono, estaba jugando con un cable amarillo y sobre la hoja que tenía delante parecían las gafas de Harry Potter. Dibujé dos ojos y una sonrisa y desde aquella vez experimenté ese camino. 
 
¿Visitas los mercados para inspirarte? Sí, los pequeños. No me gusta el caos de los supermercados. Allí me puedo inspirar con los aromas de la fruta, su color… 
 
¿Hay cultura de mercado en Italia? Por supuesto. Yo intento comprarle directamente los productos a las granjas porque me transmiten la pasión que han puesto en que lleguen hasta a mí.
 
¿Qué tipo de público tienen allí? Como la cultura 'gastro' está cambiando por los medios y programas como Masterchef, que pone el valor el producto fresco, a la gente joven le interesan. Abren caterings, foodtrucks, heladerías… que trabajan mimando los ingredientes. Hay muchos jóvenes de entre 20 y 35 años comprando en los mercados de abasto.
 
¿Cómo artista, participas en mercados? He hecho muchísimas exposiciones en mercados porque en el mundo del arte los dibujantes están subestimados. Las asociaciones de artistas o las galerías nos piden hasta 1.500 euros por exhibirnos en tres metros cuadrados. Va en contra de mis principios, por lo que no me gusta usar el término de artista. Para eso prefiero gestionar mis obras en mis redes sociales. Ellas convirtieron mi pasión en mi trabajo.
 
¿Algunos encargos hechos por tus seguidores? Un ruso me contactó para diseñar la tumba de un familiar. Otras veces me piden ideas para un cumpleaños, regalos para amigos… Tengo más de 45 peticiones al día.
 
¿La democratización del arte favorece al creador o lo devalúa? Las copias no deberían existir. El trabajo de un artista es arduo y de repente llega el idiota perezoso que te lo copia y a la gente le da igual. Hace seis años busqué mi estilo en Google y solo Victor Nunses trabajaba en algo parecido, pero componiendo con muchos objetos en cada hoja. Yo quise ser minimalista y hoy tengo cientos de copias. Cuando veo una, elimino el post de la mía. 
 
Has reinventado las funciones de muchos objetos. Todo a mi alrededor es hermoso y cambiando su significado redescubro su belleza. Cuando miro una vid, cada uva es perfecta. Las flores me cautivan, por eso trabajo poco con ellas. Odio arrancarlas para una ilustración. Respeto mucho la naturaleza y la comida. Todo con lo que trabajo se consume después.    www.diegocusano.com
 
 
Colección cápsula para TIWEL
 
 
La firma española Tiwel realiza colaboraciones con artistas y diseñadores para llevar a cabo colecciones cápsula cada temporada. Diego Cusano ha elaborado la suya para esta primavera-verano, en cuyos prints, por ejemplo, la lana de una oveja está hecha de moras o la tela de los paracaídas, de croissants. 
 
¿Cómo ha sido colaborar con los chicos de la firma Tiwel? Estoy feliz. Ha tenido muy buena acogida en tienda. 
¿Quién te haría ilusión que llevara una camisa de Tiwel by Diego Cusano? Me gustaría tener un jefe con mi camisa de flamenco-sushi. 
No te has resistido a la flamencomanía. El flamenco con el cuerpo de un nigiri fue mi primera ilustración viral en Facebook y Tumblr, por eso la puse en una camisa.
¿Has trabajado para otras marcas? Sí, mi estilo es muy versátil. Incluso he trabajado para clínicas dentales. La originalidad se alimenta de muchas vías. 

De lo que se come se crea