Advertisement

Camaleónico, atrevido, con ganas de crear… Rubén Ochandiano ha rodado dentro y fuera de España, en Hollywood y en proyectos independientes.

Dos vidas y una íntima correspondencia mantenida por email entre 2013 y 2016, ahora se hace pública en forma de libro, Regina & Celeste.

El 4 de octubre estrena Es mi palabra contra la mía, donde nos desdobla y se pregunta por qué no hay manera de que nos contentemos con lo que somos.

Para Iseo & Dodosound, la suma de Leire Villanueva y Alberto García.

Llega al Teatro Fernán Gómez una obra planteada como el reverso de un lienzo histórico. En Monsieur Goya, una indagaciónse plantea el exilio del pintor de los pueblos, Francisco de Goya, a partir de miradas subalternas.

El clown emérito del Circo del Sol indaga en los orígenes de la compañía con Kooza, que llega a Madrid el 25 de octubre.

Abandonó una brillante trayectoria profesional como creativo e ilustrador publicitario para abrazar la vida rural y familiar. En 2012 fundó el sello Autsaider Cómics.

Los sonidos frescos seducen cuando aportan novedad, brío y ritmo. Algo que ocurre al escuchar al combo francés Caravan Palace.

El espacio de trabajo y aprendizaje Atelier Solar está organizando las I Residencias Africanas de Creación e Investigación.

Alberto Morillas es el mejor perfumista del mundo. Su gran don es su capacidad para fusionar innovadoras tecnologías naturales con la perfumería molecular de última generación.

<
>

El restaurante del Abracadabra: Oceanika

Por Esther Ordax

Carlos Pérez y Filomena Grudeski, los dueños de la Panamericana, cuyo cierre dejó huérfanos a muchos seguidores, reaparecen en Madrid, 'con las mismas fuerzas, más ganas, mejores propuestas y un gran grupo de profesionales', como asegura Carlos, propietario y maestro de ceremonias del show. Un lugar de sabores donde nada es lo que parece y desfilan, en forma de platos, cuentos ilusionistas, trampantojos y el abracadabra.

Un espectáculo donde todo transcurre al revés: 'Empezamos sirviendo café' -la cafetera destructuradora, en realidad, contiene caldo de mariscos- continuamos con unos churros con chocolate -tiritos de harina de maíz para mojar en judias negras- seguimos con un Bloody Mary con efectos transmutados y poderes interdimensionales -un salpicón de marisco muy especial- y terminamos con niguiris de atún -a base de arroz con leche coronado con dulce de leche coronado con dulce de guayaba.

Ceviches, tiraditos y tartares forman parte de una ruta gastronómica que viaja por Perú como punto de partida -como su lomo saltado-; Japón para coger los 'Sweet niguiris'; México, para traerse la Cochinita Pibil  -cucuruchos de cochinita y ají gallina- y Málaga, para recoger su cazón en adobo. Una cocina divertida, rica, ilusionista e ilusionante. Una pasión que ese refleja en cada plato, bebida o palabra de fantasía. 

El restaurante del abracadabra: Oceánika