Advertisement

Quizá no reine como en la época del cine mudo o como antes de la reescritura del género que siguió a la Guerra de Vietnam, pero el wéstern no carece de signos vitales, y esto va también por la televisión, donde en los últimos años las plataformas de pago han avivado la llama que prendieron 'El Llanero Solitario', 'Bonanza', 'Gunsmoke', 'La casa de la pradera' o 'Walker'. 

Casas de juego para gatos y perros, pájaros y ovejas, murciélagos y conejos, caballos y peces, ratones y cobayas, e incluso canguros y tortugas. “Pet-tecture: Design for Pets” (Phaidon) explora el fascinante mundo de la arquitectura y el diseño para animales. 

La media naranja de Madame Sushita, Monsieur Sushita, desembarca en Madrid para ofrecernos los mejores y más variados platos de tradición japonesa con influencias de sus viajes por Marruecos, Perú, Tailandia o Hawái.

No era fácil ser mujer en el Salvaje Oeste, y llevar pantalones y una 38 al cinto no siempre mejoraba tus posibilidades. Hablamos de pioneras, forajidas, rancheras, aventureras… Algunas de ellas fueron violadas, esclavizadas, traicionadas o ahorcadas sin piedad. Irati Fernández Gabarain y Nerea Aguado son las autoras del fanzine Mujeres Legendarias del Lejano Oeste, publicado por Ediciones Armadillo.

Del 18 al 28 de octubre más de 100 bares y restaurantes del castizo barrio de Lavapiés forman parte de la VIII edición de este Festival Multicultural de la Tapa y la Música, Tapapiés.

 

La polifacética Coco Dávez, diseña un pañuelo solidario de la firma de moda Compañía Fantástica cuyos beneficios íntegros serán donados a Federación Española de Cáncer de Mama.

La marca de moda UGG® cumple 40. La firma fundada en 1978 por un surfista australiano en la costa de California, hoy forma parte del escenario mundial y es reconocida por su icónica bota clásica que, en su día, utilizaron los surfistas para mantener sus pies calientes. 

<
>

La danza, una disciplina en mayúsculas

La danza, una disciplina en mayúsculas

Chevi Muraday*

Cuando la Revista El Duende me invitó para escribir en el número especial de su XX Aniversario, no dudé ni un segundo. Es un verdadero honor participar de esta gran celebración ya que, conozco y comparto todo lo que supone cumplir 20 años dedicados a la Cultura en España desde una iniciativa privada.

Me siento muy unido a El Duende, hemos colaborado muchas veces y siempre me he identificado con su propuesta cultural y su línea editorial.

Elijo la palabra MAYÚSCULA porque la Danza no puede ser más tiempo la hermana pobre de la Cultura y debe empezar a escribirse y a pensarse de la única manera posible para esta disciplina artística: en MAYÚSCULAS. 

En estos veinte años, dedicarse profesionalmente a la Danza en España parecía una locura en MAYÚSCULAS. Aún así, la resistencia, el talento y la perseverancia de los creadores ha sido MAYÚSCULA, y cada día los profesionales del sector, trabajamos y creamos con esfuerzos MAYÚSCULOS para y por que la Danza siga siendo, escrita y vivida como se merece, en MAYÚSCULAS, por su diversidad y universalidad.

En 20 años, hemos visto crecer a coreógrafos e intérpretes con MAYÚSCULAS, con distintas formaciones y en multitud de proyectos de diversos formatos y estilos, con trabajos excepcionales, acompañados desde las trincheras, de espectaculares gestores, todos unidos en una apuesta MAYÚSCULA por la Danza.

En este tiempo la Danza nos ha dado momentos maravillosos, ¡MAYÚSCULOS! Que nos dan energía para hacer de esta disciplina, deteriorada y descuidada por algunos, una expresión artística MAYÚSCULA, para no permitir que la Danza no desaparezca de este País que mutila la Cultura. 

En MAYÚSCULAS se están forjando distintos proyectos desde lo privado y desde las instituciones para la creación de público y desde muchas compañías hemos despertado inquietudes entre los jóvenes para romper barreras y acercar esa frontera que existe en nuestra sociedad respecto a la Danza. 

En estos 20 años, con los distintos gobiernos en nuestro país, hemos visto como la Cultura se ha visto cada vez más desprotegida y abandonada llegando en algunos casos como el de la Danza, incluso hasta ser IGNORADA en los discursos, así en MAYÚSCULAS... Años de vergüenza en MAYÚSCULAS, en los que se cerraron teatros como el Albéniz o el Teatro de Madrid, espacios imprescindibles para la Danza, por no hablar de la estocada del IVA que hirió profundamente a todo el sector y que arrasó con emblemáticas y valientes compañías que fueron los cimientos de la DANZA contemporánea.... dolor en MAYÚSCULAS. 

¿Y qué hacemos en la Danza ante el dolor?, RESISTENCIA Y PERSEVERANCIA, en MAYÚSCULAS. Nunca nos instalamos en la queja, tampoco en el silencio pasivo, así que seguiremos creando, comunicando, trabajando incansables por esta disciplina que es arte y nos da la vida, por muchas más experiencias MAYÚSCULAS.   

*Chevi Muraday (Madrid, 1969), Premio Nacional de Danza de interpretación en 2006, es bailarín, coreógrafo y director de Losdedae Danza. 

<<Volver al sumario de la edición 20 aniversario>>

La danza, una disciplina en mayúsculas