Advertisement

Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud
Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud

Nos vamos de viaje a Viena para visitar el rastro de Gustav Klimt, Egon Schiele, Otto Wagner y Koloman Moser con motivo del primer centenario de su desaparición.

Con el street food instalado en nuestra agenda de ocio gastronómico, los mercados de abastos se convierten en la mejor opción para disfrutar de una buena comida.

<
>

 

Lori Meyers: 20 leguas de viaje alternativo

por Miguel Ruiz

Veinte años de trayectoria musical dan mucho juego. Que se lo digan a Sidonie, Love of Lesbian, Fito & Fitipaldis, La Casa Azul o a Nino, de Lori Meyers, con quien hablamos sobre la trayectoria de uno de los grupos indiemás queridos del panorama nacional. Su nuevo disco, 20 años, 21 canciones, sirve a los de Loja para coger aire y reflexionar sobre los giros de guión con los que se han encontrado en su carrera.

Ha sido difícil tomar la decisión de ausentaros de los escenarios hasta 2020? Hace falta respirar y parar algunas cosas para dar paso a otras. Llevamos dos años de festivales y ahora queremos este parón para componer y grabar el próximo disco. Tendremos un verano en el que viajaremos, hace cinco años que no salgo por vacaciones. 

¿Qué ciudad fuera de España te ha inspirado más a la hora de componer? Últimamente Ciudad de México porque hace poco tuvimos unos días de promo muy intensos allí pero también conté con unos ratos libres que me permitían componer en el hotel canciones de una sentada. Estar en un lugar nuevo te hace sentir que estás en la primera etapa de tu carrera, no tengo el temor de repetirme que noto cuando estoy en España. Es bueno salir de la zona de confort, te limpia la mente. 

¿Qué es lo más importante que has aprendido en 20 años de Lori Meyers? A mí Lori Meyers me lo ha enseñado todo. Me ha dado la oportunidad de viajar. No sé cuántas veces habría salido de mi pueblo si no existiera Lori Meyers, aunque visto así, ¡vaya mierda de persona sería si no tuviera el grupo! [risas]. 

Ahora parece que se presta más atención a sonar matemáticamente perfectos antes que tocar con alma... Los grupos que están llegando ahora son instrumentalmente muy buenos. Quizás sea porque ya no están solamente los conservatorios para formar a la gente, también hay escuelas de música que forman a los chavales para tocar con una calidad tremenda desde muy jóvenes en estilos musicales modernos. Aún así, yo soy más de grupos con alma, no me interesa que alguien toque perfecto si no me va a dar un “pellizco”, como decimos en el sur. El equilibrio entre técnica y corazón es fundamental. 

Con la llegada de los medios digitales, el público logró un mayor acceso a la información de sus grupos favoritos pero a la vez existe una sobredosis musical y una falta de gate keepers que sirvan de guía para la audiencia. ¿Crees que vivimos en una era de desinformación o sobrenformación?En una época de sobre-información y falta de guías musicales. Da la sensación de que grabar un largo cada vez tiene menos sentido, vivimos en la era de recopilatorios y playlists, el público se centra solamente en dos o tres canciones por artista. Esto tiene que ver mucho con la inmediatez, yo también pequé como otros muchos en la época de Soulseek llenando mi ordenador de música que nunca llegué a escuchar. Ahora busco dedicarle tiempo a darle la vuelta al vinilo, sin prisas.

¿Qué es lo más valioso que ha importado la música española al extranjero? Antonio Vega. No comparto cómo veía la vida pero sí su visión de la música. Aunque admiro a muchos otros artistas que han llevado la música de nuestro país más allá de las fronteras, como Juan Perro, Los Ángeles, Triana y Kiko Veneno, que dignifican nuestra profesión. 

Pregunta obligada: ¿Dónde te ves dentro de otros 20 años? Me veo tocando o en el mundo de la producción, aunque una vez que pruebas actuar en directo es difícil quitárselo de la cabeza. Ojalá tuviera tiempo para montar mi propia discográfica, pero de momento me conformo con echar una mano en la producción a colegas como Bisagra, Toulouse  y a mi pareja, Anni [B Sweet]. Seguiremos siempre que tengamos algo que decir y pararemos cuando empecemos a hacer el papanatas. La música te tiene que aportar a ti, pero tú también tienes que aportarle algo a la música. 

Impronta es el claro protagonista de vuestro último recopilatorio, ¿creéis que es el disco que más os define? Lo que pasó en el cortijo en el que grabamos Improntafue algo especial. Fue una reanimación tras una etapa difícil para todos. La música nos salvó y el disco fue un cambio en nuestra vida que ha marcado nuestra carrera.   

<<Volver al sumario de la edición 20 aniversario>>

Lori Meyers: 20 leguas de viaje alternativo