Advertisement

Creadores de variadas ramas de la creación van a darse cita en el T-Cross Creativity Fest. 8 de junio en La Casa del Lector de Matadero Madrid. 

El Pavón Teatro Kamikaze fue fundado por cuatro kamikazes: Miguel del Arco, Israel Elejalde, Aitor Tejada y Jordi Buxó, en el año 2016.

Animal Jazz y El Molino de Santa Isabel son dos escuelas en un mismo espacio en la calle Calle de Santa Isabel número 42.

Nueva incorporación al panorama coctelero madrileño. Aire british y sofisticación y diversión años 20 en LobByto, la coctelería que devuelve su esplendor al Gran Hotel Inglés.

El mes de octubre pasado vio la luz el primer volumen de Sapiens de los cócteles, la colección de títulos que dentro del proyecto global del Sapiens de la gastronomía está llevando a cabo la Fundación el Bulli.

<
>

Los cambios en el teatro en los últimos años

Los cambios en el teatro en los últimos años

por Carlota Ferrer*

Pocos cambios de los que se han producido en el Teatro de los últimos años se han comentado tanto como el crecimiento de un circuito de salas off, que sobre todo jalonan Madrid.  

Han dotado al hecho escénico de una proximidad con el espectador que permite mayor intimidad, coincide la dramaturga Carlota Ferrer. Aunque también los grandes escenarios han trabajado este acercamiento “con el uso de la microfonía”, para unos elencos que, en estos 20 años, han cambiado “ligeramente la interpretación actoral. La búsqueda de la verdad ha rebajado la teatralidad y la exageración propias del teatro, y se acerca más a la interpretación cinematográfica”. Ferrer es directora, actriz y coreógrafa, tres energías que se reflejan en sus sensoriales espectáculos, y lo multidisciplinar también se va convirtiendo en frecuente en el conjunto general de nuestra escena. “Los espectáculos en los que hay una fusión de lenguajes escénicos (la danza, la palabra, la música, el audiovisual, los elementos performativos y plásticos), han cobrado mayor presencia en los teatros públicos”, considera, y ya no son exclusivos de países pioneros como “Alemania, Bélgica, Holanda, Polonia...”. No obstante, “todavía no se invierte en investigación ni se tienen las herramientas económicas suficientes para desarrollar esta tendencia”, y “ni de lejos” es “predominante en los directores”. A ellos, ahora les resulta más fácil estrenar, pero más difícil “permanecer en cartel”, porque, sí, se han multiplicado “la cantidad de estrenos al año y el número de salas”, pero muchas, “tarde o temprano acaban teniendo que cerrar”, y “ha disminuido la duración de una obra en gira”. Y es que también estas son más difíciles, los actores “no pueden vivir de un solo montaje, y el pluriempleo hace que el compromiso con un proyecto disminuya en duración”. Además, los programadores no pueden asumir cachés muy elevados, “y si la compañía es grande, el 40% de Seguridad Social dispara la tarifa”. 

Su obra Esto no es la casa de Bernarda Albaestá “girando mucho”, pero no es “lo normal”. Es uno de los montajes más recientes de Ferrer, junto con Blackbird, y entre el 5 y el 22 de julio, trae a Teatros del Canal La vida a palos. Testamento, “un espectáculo teatral metacinematográfico sobre una historia de padres e hijos”, con música flamenca en directo.   

*Carlota Ferrer es directora, actriz y coreógrafa. Despuntó con Los nadadores nocturnos, Max al Mejor Espectáculo Revelación en 2015. Compagina la creación con la dirección, junto con Darío Facal, del Corral de Comedias de Alcalá de Henares.

<<Volver al sumario de la edición 20 aniversario>>

Los cambios en el teatro en los últimos años