Advertisement

Quizá no reine como en la época del cine mudo o como antes de la reescritura del género que siguió a la Guerra de Vietnam, pero el wéstern no carece de signos vitales, y esto va también por la televisión, donde en los últimos años las plataformas de pago han avivado la llama que prendieron 'El Llanero Solitario', 'Bonanza', 'Gunsmoke', 'La casa de la pradera' o 'Walker'. 

Casas de juego para gatos y perros, pájaros y ovejas, murciélagos y conejos, caballos y peces, ratones y cobayas, e incluso canguros y tortugas. “Pet-tecture: Design for Pets” (Phaidon) explora el fascinante mundo de la arquitectura y el diseño para animales. 

La media naranja de Madame Sushita, Monsieur Sushita, desembarca en Madrid para ofrecernos los mejores y más variados platos de tradición japonesa con influencias de sus viajes por Marruecos, Perú, Tailandia o Hawái.

No era fácil ser mujer en el Salvaje Oeste, y llevar pantalones y una 38 al cinto no siempre mejoraba tus posibilidades. Hablamos de pioneras, forajidas, rancheras, aventureras… Algunas de ellas fueron violadas, esclavizadas, traicionadas o ahorcadas sin piedad. Irati Fernández Gabarain y Nerea Aguado son las autoras del fanzine Mujeres Legendarias del Lejano Oeste, publicado por Ediciones Armadillo.

Del 18 al 28 de octubre más de 100 bares y restaurantes del castizo barrio de Lavapiés forman parte de la VIII edición de este Festival Multicultural de la Tapa y la Música, Tapapiés.

 

La polifacética Coco Dávez, diseña un pañuelo solidario de la firma de moda Compañía Fantástica cuyos beneficios íntegros serán donados a Federación Española de Cáncer de Mama.

La marca de moda UGG® cumple 40. La firma fundada en 1978 por un surfista australiano en la costa de California, hoy forma parte del escenario mundial y es reconocida por su icónica bota clásica que, en su día, utilizaron los surfistas para mantener sus pies calientes. 

<
>

Madrid, campo de cultivo de startups globales

Madrid, campo de cultivo de startups globales 

por Rosa Jímenez Cano

Hace 20 años no existían. Hoy son vector de crecimiento en la región. Mucho más que una moda, no son empresas al uso, sino cohetes. Su visión rompedora requiere fondos para impulsar su crecimiento sin límites. 

Las startups, empresas de nuevo cuño y rápida expansión, se han convertido en parte de la cultura pop. A comienzos del siglo XX se juntaban cuatro amigos y hacía un partido político. A partir de los 60, una banda de rock. Desde comienzos del siglo XXI las startupsson la opción favorita para los que comienzan a romper en la vida adulta, pero no es solo cuestión de jóvenes en un garaje, sino cada vez más de profesionales con gran recorrido que quieren comenzar su camino y asumir riesgos.

A diferencia de las pequeñas y medianas empresas, una startupno busca devolver la inversión pronto o tener rentabilidad inmediata. Su prioridad es crecer tan rápido como sea posible, confundirse pronto y corregir el rumbo si es necesario, para, por el camino, descubrir.

Todas las startups nacen con una pregunta que se hace a sí mismo el fundador, ¿cómo Madrid se ha convertido en cuna y vivero de empresas con vocación internacional, que piensa sin barreras desde su nacimiento. Tuenti fue la primera que creció al ritmo de las de Silicon Valley. Telefónica se hizo con ella y casi al mismo tiempo lanzó Wayra, su propia incubadora, con sedes por toda América Latina. Graphext, Woom, Jobartis o Returnly son algunas de las que han elegido Madrid para nacer o seguir creciendo.

Desde entonces se han multiplicado las iniciativas que quieren hacer de Madrid un verdadero vivero de talento. Con Google Campus Madrid en la orilla sur del Manzanares, con un espacio gratuito, la proliferación de fondos, así como un nuevo modelo en The Venture City, con Campus Urbano en la calle Almagro, donde se promueve un modelo único de inversión y aceleración de empresas en el corazón de la capital siguiendo los métodos de Silicon Valley. Con sede en Miami, se centra en hubs emergentes para abrir el abanico de oportunidades.

Madrid, con su equilibrio de costes, ocio y un gran talento, tiene todo para crear el próximo unicornio, la raza más buscada en el mundo de la innovación. Así es como denominan a las empresas cuya valoración supera los mil millones de dólares. La siguiente gran meta a perseguir para situar Madrid en el mapa mundial de los emprendedores.   

Rosa Jiménez Cano es periodista especializada en tecnología. Durante cuatro años ha sido corresponsal de El País en Silicon Valley y, actualmente es Chief Ecosystem Relations en The Venture City.

<<Volver al sumario de la edición 20 aniversario>>

Madrid, campo de cultivo de startups globales