Advertisement

Quizá no reine como en la época del cine mudo o como antes de la reescritura del género que siguió a la Guerra de Vietnam, pero el wéstern no carece de signos vitales, y esto va también por la televisión, donde en los últimos años las plataformas de pago han avivado la llama que prendieron 'El Llanero Solitario', 'Bonanza', 'Gunsmoke', 'La casa de la pradera' o 'Walker'. 

Casas de juego para gatos y perros, pájaros y ovejas, murciélagos y conejos, caballos y peces, ratones y cobayas, e incluso canguros y tortugas. “Pet-tecture: Design for Pets” (Phaidon) explora el fascinante mundo de la arquitectura y el diseño para animales. 

La media naranja de Madame Sushita, Monsieur Sushita, desembarca en Madrid para ofrecernos los mejores y más variados platos de tradición japonesa con influencias de sus viajes por Marruecos, Perú, Tailandia o Hawái.

No era fácil ser mujer en el Salvaje Oeste, y llevar pantalones y una 38 al cinto no siempre mejoraba tus posibilidades. Hablamos de pioneras, forajidas, rancheras, aventureras… Algunas de ellas fueron violadas, esclavizadas, traicionadas o ahorcadas sin piedad. Irati Fernández Gabarain y Nerea Aguado son las autoras del fanzine Mujeres Legendarias del Lejano Oeste, publicado por Ediciones Armadillo.

Del 18 al 28 de octubre más de 100 bares y restaurantes del castizo barrio de Lavapiés forman parte de la VIII edición de este Festival Multicultural de la Tapa y la Música, Tapapiés.

 

La polifacética Coco Dávez, diseña un pañuelo solidario de la firma de moda Compañía Fantástica cuyos beneficios íntegros serán donados a Federación Española de Cáncer de Mama.

La marca de moda UGG® cumple 40. La firma fundada en 1978 por un surfista australiano en la costa de California, hoy forma parte del escenario mundial y es reconocida por su icónica bota clásica que, en su día, utilizaron los surfistas para mantener sus pies calientes. 

<
>

Punto de fuga entre ficción y presente

Punto de fuga entre ficción y presente

por María Folguera*

¿Qué resorte habré pulsado en usted al enunciar esta palabra? Circo. Seguro que al decirlo se ha desparramado una cascada de imágenes, a veces contradictorias: brillo, glamour, decadencia, freaks, leones, caravanas, Canadá, epítetos grandilocuentes. 

Sí, todo eso es circo; quizá la más sugerente de las artes escénicas, a veces atrapada en su propia mitificación para muchas personas que la sienten como un hecho lejano o desconocido. Sin embargo, aquí ha llegado la medida del tiempo: un aniversario, el de El Duende, para tomar perspectiva. Pensar en el paso de veinte años nos ayuda a hablar en términos de materia e Historia, y así entender que todos los mitos de circo que alojamos en nuestro corazón son también realidades muy concretas y terrenales. El circo es ese punto de fuga entre ficción y presente, más allá de discursos y logos, un compromiso corporal que atrapa a todas y todos: a quienes lo ejecutan y a quienes lo recibimos sentadas en nuestra butaca o subidas a un banco callejero para ver mejor entre el corro de espectadores.

¿Cómo nos hemos transformado? ¿Cómo ha transpirado y vivido el circo en esta ciudad en veinte años? De nuevo apretamos un resorte testarudamente subjetivo, un curriculum vitae -y como tal solo una versión entre las muchas posibles- hecho de personas, fechas, citas: pistas de circo que se inauguran y convierten a Madrid en una de las pocas capitales del mundo que cuenta con un espacio escénico público dedicado a la programación específica de circo (hablo del Price, por supuesto); carpas nuevas que llegan a la ciudad, compañías que se forman aquí mismo y creaciones que nos visitan para dejar nuestros cuerpos conmovidos desde entonces; etiquetas y polémicas que se inventan y se deshacen. Encuentros que se tejen entre palabras, gestos. La convivencia estrecha sin la cual el circo no es posible. Y todo ello en una ciudad de rica y viva historia circense, muy a menudo desconocida o infravalorada. 

Aprovechemos el cumpleaños de El Duende para pedir un deseo, antes de soplar las velas de la tarta: que el paso del tiempo nos ayude a comprender y celebrar, cada vez mejor, esta presencia del circo en Madrid. Solo una de las muchas identidades de nuestra ciudad, pero irresistible y poderosa como la necesidad de unas velas sobre la tarta.   

*María Folguera es escritora, dramaturga y directora de escena. Dirige el Teatro Circo Price desde enero de 2018.

<<Volver al sumario de la edición 20 aniversario>>

Punto de fuga entre ficción y presente