Advertisement

Diego Ortiz y Pepe Murciego con la Bellamátic
Diego Ortiz y Pepe Murciego con la Bellamátic


La más Bella

Una revisa cargada de huellas dactilares

Tres lustros de experiencia y cerca de 30 números avalan uno de los proyectos editoriales más creativos e interesantes del panorama patrio. Nos referimos a La Más Bella, la revista objeto y soporte de experimentación editorial que capitanean Diego Ortiz (Madrid, 1968) y Pepe Murciego (Madrid, 1967).

Ambos se conocieron en un taller de fotografía que dirigía José María Díaz Maroto. Un día Alberto García-Alix les dio una charla y llevó al taller la revista El canto de la tripulación. Quedaron tan impresionados con las ideas que subyacían a la producción de la misma (espíritu de fanzine, hacerlo entre amigos y a mano…) que, hoy en día, le consideran su precursor. Pero también tienen sucesores nada desdeñables: Pa’ Comer ‘aparte (mail art) y Lalata (arte enlatado). La filosofía de La Más Bella implica la autogestión (“la tercera vía del arte contemporáneo”, afirma Diego) y la colaboración desinteresada de artistas consolidados, pero también emergentes y absolutamente desconocidos del ámbito cultural nacional. Lo importante, según comentan los propios implicados, es “tomar una caña con el artista que vaya a participar en la revista”, lo que implica un conocimiento más personal del proyecto. Acometen un número grande al año que coincide con ARCO, donde los de La Más Bella tienen un estand, y embisten al mundo del arte con miles de proyectos paralelos, desde la Bellamátic (máquina expendedora de arte) a la BolaBellamátic (clásica máquina de bolas que contienen arte) o talleres cuyo resultado es un número más de la revista que, en este caso, no alcanza los 1.000 ejemplares habituales. El pasado mes de febrero editaron La Más Bella De Pega y ahora mismo se encuentran en pleno proceso de elaboración de un nuevo número manufacturado.

La Más Bella Tú
La Más Bella Tú

¿Podría decirse que La Más Bella está hecha a mano?
Diego: Sí, salvo las partes del proceso que son industriales. Hay muchas corrientes artísticas que han utilizado el tema de la edición limitada y seriada donde es importante la aportación manual y la individualización de las cosas. Nosotros empezamos haciéndolo así porque era más barato. Pero también es más divertido si lías a tus amigos y no hay intercambio económico de por medio. Hacerlo a mano es, además, un valor añadido. Durante todos estos años, nos hemos dado cuenta de que la autogestión es posible y, sin duda, es uno de los valores que ha permanecido desde el principio. No nos hemos complicado la vida en buscar patronos ni patrocinadores, créditos bancarios o avales. La Más Bella no es un proyecto con base económica o profesional. No es una empresa, sino una asociación cultural, por lo que no podemos ganar dinero con ello. Nos mantenemos porque hay alguna venta, pero sobre todo porque el dinero que invertimos acaba volviendo de alguna manera.
Pepe:
Todos los ejemplares de La Más Bella tienen nuestras huellas dactilares. En algún momento han pasado por nuestras manos. Bien en la producción o en la distribución.

La Más Bella De Pega
La Más Bella De Pega


La Más Bella Física y Política
La Más Bella Física y Política

 

Entonces, ¿qué otros proyectos os permiten sobrevivir económicamente?
D: Yo soy freelance de la fotografía, la realización de vídeo, la televisión, el periodismo, el diseño gráfico y el diseño web, la promoción de espectáculos de danza y también doy clases de vez en cuando… Todo cosas que tienen que ver con el mundo de los medios y de la imagen.
P: Bueno, yo me dedico a organizar eventos de fotografía, de arte en la calle… Pero durante años he sido profesor de pintura (estudié Bellas Artes) y ahora, como artista, me dedico a la performance.

La Más Bella Manual de Instrucciones
La Más Bella Manual de Instrucciones

¿Cuál es el modus operandi en cada número?
D: Lo primero que hacemos es proponer un tema, luego pensamos el formato adecuado y pedimos colaboraciones. Todo eso se unifica en lo que llamamos la cadena de montaje, el momento en el que reunimos a todos los amigos que quieran venir y participar en el proceso de producción (incluso un año hicimos una convocatoria pública para que viniera quien quisiera). La única gratificación es invitarles a comer y beber. Por otra parte, en la distribución solo influyen nuestras manos y piernas.
P: En Madrid, La Más Bella se vende en las librerías Arrebato, Panta Rhei y la del Reina Sofía; en Barcelona se encuentra en Loring Art; en Valencia está en Ubik, pero también se puede localizar en Sevilla, Pontevedra y en Neurotitan, una de las tiendas más interesantes de Berlín.

www.lamasbella.org

Txt: Inma Flor

La más Bella