Advertisement

Del amor incondicional de Andrea Salinas por el mar nació esta marca de ropa de baño sostenible. Diseños elegantes realizados con materiales eco-premium, como tejidos creados a partir de plásticos y redes reciclados procedentes del mar. Hablamos con Andrea para sumergirnos en el universo Now_Then

Pues resulta que todo termina cuando Miqui me propone que escriba su artículo y yo le digo que sí aunque ya no comprendo nuestra amistad, ni siquiera sé si su nombre real es Miqui —me pregunto quién tolera que lo llamen así—, e igual con su apellido, Valenciaga, Valenzuela… 

...me acerco al mar como quien va a una iglesia, algo así, porque lo que a mí me ocurre no tiene remedio y cuando se va a la iglesia, es lo que sientes, que ya no hay solución, si no, cómo te vas a meter en una iglesia a rezar si aún hay algo que puedas hacer

Cada edificio de oficinas tiene tres, cinco, siete plantas. Diez. En cada planta hay varios departamentos separados por placas. Los techos altos surcados por cables quedan ocultos por cuadrados blancos

<
>

 
 
El valor del cómico
Antonio Castelo
 
Por Paloma F. Fidalgo
 
Destino: Gran Hermano, edición japonesa
 
'Si lo que han visto les ha incomodado, es que lo hemos hecho bien'. Así cierra Antonio Castelo cada edición de su nuevo programa Comedy Central News (CCN), su nueva ocupación tras múltiples itinerarios de monólogos en bares y teatros, intervenciones en programas de radio como Antonio Castelo domina el mundo o reporterismo televisivo.
 
¿Cómo es CCN, ese informativo satírico con el que acabas de despegar en Comedy Central? Es la primera vez que me dan un programa de tele que protagonizo. Es un formato internacional. Tenemos una redacción de periodistas que recopila temas de actualidad a largo plazo: por qué se tira tanta comida, la industria del porno, el sexo en los medios, sistemas políticos… Hacemos un análisis de todo ello, amplio y elaborado, y alcanzamos conclusiones divertidas. 
 
Estuviste con Buenafuente. Sí, me fichó como colaborador. Yo había propuesto aquel formato en otras teles, pero no cuajó porque era muy joven, y nadie apostaba por un chaval de 20 años prácticamente desconocido. Fuera de España sí se hace, pero aquí es más raro que ocurra lo que me ocurre ahora a mí, tener un programa con 35 años, lo que significa que el país no está muy desarrollado, el espectador no abre la mente y es raro ver a alguien que no sobrepase los cuarenta años presentando. Es un lastre para los jóvenes, el mensaje que nos llega es que hasta los 40 no podremos hacer nada importante.
 
¿A dónde viaja el humor en España? Está de moda. Hablamos de él, cosa que antes no se hacía, no se valoraba. Se analizan sus límites, se hacen rankings de humoristas, se piensa qué temas trata la comedia española… En la cultura anglosajona y en Europa Central, siempre han sido más conscientes del valor de los cómicos, allí tienen peso y se ha entendido que esta es una profesión transversal y que se ramifica, que un cómico puede escribir libros, hacer radio, hacer monólogos… La gran apuesta es una película dirigida por un humorista. A mí, por ejemplo, se me dan bien los medios, la tele y la radio, aunque también asesoro en guiones o me contratan para hacer más graciosos los anuncios. En España, después de mucho tiempo infravalorando la profesión, ahora parece que las cosas empiezan a cambiar, gracias a personas polifacéticas como Dani Rovira o a Javier del Pino y su tertulia de los cómicos, que nos concede una profundidad poco habitual aquí.
 
Entramos en la agencia Viajes Utopía. ¿Hacia dónde orientamos la brújula? Llevo un año planeando ir a Fukuoka, en Japón. Tengo varios colegas que me lo han recomendado, y tuve una novia japonesa y siempre pensé ir allí. Me gustaría irme a vivir tres meses. Me encantaría montar una discoteca en Japón. 
 
¿Y en el territorio de la ficción? Me gusta mucho el ambiente de la película El Topo. Y el Gran Hermano japonés, con capítulos semanales editados para simular un espacio idílico. La bulla más grande de la primera temporada se produjo a raíz de que alguien preguntara las aspiraciones vitales a los participantes. Una de ellos se dio cuenta de que no las tenía y rompió a llorar.  
 
 
A los mandos de PLAYSTATION VR
 
'¿La experiencia? Ha sido increíble, sobre todo porque habéis empezado poniéndome el de las profundidades marinas (uno de los capítulos de VR Worlds) y le tengo mucho miedo. ¡He sudado de verdad! Y me ha flipado que todos los juegos tienen una parte de humor, asociada a la interacción, como cuando te confundes y tratas de cargar tu arma con una lata refresco (en The London Heist)'. Confiesa que 'un juego sí puede hacer que te compres una consola, si es exclusivo, a mí me pasó con el Journey, exclusivo de PlayStation'. De hecho, le encantaría que este, su juego favorito actual, 'se pudiera jugar con VR'. Le encantan las series de televisión y los juegos que se hacen asociados a ellas, e imagina un futuro a corto plazo en el que cada capítulo de una serie 'pueda ser jugable cada semana en sistema VR'.

Antonio Castelo y Playstation VR