Advertisement

En la era del “Big data” la ciberseguridad y la defensa de nuestra privacidad son algunos de los temas que nos preocupan cada vez más.

Blanca Portillo protagoniza esta versión teatral de la novela de Virginia Wolf.

Poco más de 160 páginas le han bastado para narrar Permafrost, una de las sensaciones literarias de los últimos meses, que ha vendido más de 10.000 ejemplares.

El próximo 25 de marzo se celebrará en Madrid la segunda edición del Festival Cine por Mujeres.

<
>

Planes

El Café Berlín se transforma

en un Templo del Baile 

Desde hace dos años se celebra en el Café Berlín una fiesta/performance donde los participantes bailan libres, descalzos, sin hablar y sin bebidas dentro de la pista. 

Y es que, un domingo al mes, el Café Berlín se transforma en El Templo del Baile siguiendola tradición dadaísta del Cabaret Voltaire, germen de las vanguardias artísticas y los happening, donde se entremezcla el teatro, la danza, la poesía, la música y la improvisación con la participación necesaria de un público que deja de ser un elemento pasivo para convertirse en protagonista. 

Continuando esta estela, el Templo del Baile ofrece un escenario donde los asistentes se adentran en la pista descalzos, en silencio y sin copas en la mano. Para empezar una danza con los ojos vendados durante unos instantes, que se transformará en un baile libre de cuatro horas.  

El Templo del Baile busca que la performance nazca de la fiesta y vuelva a verterse en ella, nutriéndose y retroalimentándose en un diálogo constante con los participantes, disolviendo por completo la barrera entre actor y público. 

A lo largo de la sesión diversos elementos lúdicos hacen aparición; un paracaídas, una cuerda, personajes que rocían de olores a los asistentes, etc. Invitando a todos a moverse sin normas, ni juicios, a expresar su verdadero yo a través del cuerpo. También hay hueco para la música en vivo y una pequeña representación teatral. 

Planes: El Café Berlín se transforma en un Templo del Baile