Advertisement

...me acerco al mar como quien va a una iglesia, algo así, porque lo que a mí me ocurre no tiene remedio y cuando se va a la iglesia, es lo que sientes, que ya no hay solución, si no, cómo te vas a meter en una iglesia a rezar si aún hay algo que puedas hacer

Cada edificio de oficinas tiene tres, cinco, siete plantas. Diez. En cada planta hay varios departamentos separados por placas. Los techos altos surcados por cables quedan ocultos por cuadrados blancos

Playas, montañas, islas, patios, jardines y plazas son los entornos que refrescarán un verano que sobrecalentará el pavimento

El calor aprieta y el teatro, por aquello de que es un arte en transformación, se adapta a las circunstancias para que el espectador pueda aprovechar el mínimo frescor que proporcione la noche

<
>

 
Sorolla retratado
 
Sorolla fue siempre objetivo de fotógrafos profesionales y familiares. En el segundo caso, miembros de su familia como Antonio García, Campúa, Chistian Franzen o González Ragel le retrataron en su ámbito más personal y en los momentos más importantes de su vida. Esta muestra es una retrospectivas biográfica y es testigo visual de la revolución experimentada en el campo del retrato entre el siglo XIX y el XX. 
 
Museo Sorolla · Paseo del General Martínez Campos, 37 · Madrid

Sorolla en su paraíso