Advertisement

Año de confirmaciones

2014 ha arrancado con una claudicación de Nintendo, que venderá muchas menos WiiU de las que tenía previstas para finales del año fiscal; con PS4 tomando la delantera en ventas de consola; y con los PCs confirmándose como una plataforma en la que el desarrollo independiente y la interacción entre programadores y jugadores va a ser más intensa que nunca. Si le sumamos la llegada de las gafas Oculus Rift como una plasmación de los sueños de realidad virtual que nos atenazaban en los noventa y la posibilidad de que las Steam Machines se conviertan en el salto definitivo de los PCs al salón, puede decirse que 2014 va a ser un año en el que quizás muchas promesas se confirmen.

Los primeros que tienen que cumplir son los juegos de próxima generación, y demostrar si nos hacía falta o no un salto tecnológico. Destiny (multiplataforma;  septiembre), por ejemplo, es el primer proyecto de Bungie tras diez años con Halo, y promete ser la aventura espacial definitiva, con abundancia de exploración y épica y la prolongación de ciertos aspectos de una de las franquicias más queridas de la última década, Mass Effect. Su competidor inmediato es Titanfall (Xbox One, marzo), un adrenalítico multijugador poblado por robots gigantes y que tiene ante sí el complejo desafío de compaginar un guion prefijado y los despendoles propios del multijugador. Más intrigante es, sin embargo, Evolve (multip, 2014), de los creadores del mayúsculo Left 4 Dead, y que propone un curioso sistema competitivo (veremos muchos avances en este terreno): cuatro cazadores contra un monstruo... controlado por un quinto jugador. En el terreno de los grandes lanzamientos, The Division (multip, 2014) promete acción táctica con efectos gráficos que quitan el hipo, Watch Dogs (multip, 2014) una mecánica inteligente y novedosa y The Evil Within (multip, 2014) una reformulación del survival horror a manos del creador de Resident Evil. WiiU tiene sus propias preocupaciones, mientras tanto, ya que los únicos juegos que pueden impulsar sus discretas ventas son franquicias históricas: Mario Kart 8 (WiiU, 2014) y Super Smash Bros (WiiU, 3DS, 2014), a los que se suma un inesperadísimo y poco nintendero Bayonetta 2 (Wiiu, 2014).

Los “indies” contemplan el panorama conscientes de cómo exprimir el nuevo terreno de juego. Hotline Miami 2 (multip, 2014) multiplicará la brutalidad y radicalidad estética de su venerado precedente; Everybody’s Gone to the Rapture (PS4, 2014) seguirá abriendo brecha en la moda de los juegos contemplativos y, por encima de todos, No Man’s Sky (multip, 2014) replantea la idea de los juegos de exploración espacial con planetas generados de forma procedural.

Hay dónde elegir. La atomización de la industria confirma que se multiplican los estilos y formatos adaptados a cada jugador. ¿Será eso, en realidad, lo que habría que entender por “próxima generación”?

Texto: John Tones. Fotos: No Man’s Sky, Destiny, The Order

Videojuegos 2014