Mathee Roudané por Nuria Cuesta

Mathew Roudané:

Al habla el experto

Decía W. Castle que un experto es alguien que te explica algo sencillo confusamente de tal manera que te hace pensar que la confusión es culpa tuya. Matthew Roudané no sería, según esto, un experto, sabe explicarnos las Artes Escénicas.

Lleva 32 años impartiendo clases de Dramaturgia Contemporánea (en especial estadounidense) en las universidades de Oregón, Georgia, Toulouse y en nuestra Complutense. Ha publicado sendas monografías sobre Sam Shepard, Tenessee Williams y Arthur Miller, entre otros. Acudimos a él en busca de un diagnóstico del estado actual de las Artes Escénicas.

Empecemos por lo básico: ¿qué pintan las Artes Escénicas en el mundo?  Arthur Miller me dijo: "El gran teatro trata de colocar la estética al servicio de su función cívica. Observe cómo las obras que llamamos grandes nos han civilizado. Las obras griegas forjaron leyes para que los occidentales resolvieran conflictos tribales sin matarse unos a otros. Las grandes obras de Shakespeare nos estructuraron la mente".

¿Cuál es el efecto de Hollywood y los medios de comunicación en las Artes Escénicas actuales? El teatro, por su alto coste, no siempre compite bien con Hollywood y los medios de comunicación. A muchos talentos del teatro los ha atraído la pantalla, si bien algunos permanecen arraigados en el teatro (Sam Shepard o David Mamet, por ejemplo).

Imagine que el teatro tuviera el número de espectadores que tuvo la Copa del Mundo de Sudáfrica. ¿Es una meta? Samuel Beckett dijo que su público ideal era uno. Sería bueno que el teatro atrajese a un público más amplio, pero las grandes obras de teatro no necesariamente atraen a multitudes. He visto alguna obra de teatro brillante con sólo quince espectadores.

Ha publicado varios libros para compilar las entrevistas que le hizo a Arthur Miller, Sam Shepard o David Mamet. ¿Por qué le parece interesante entrevistar a los autores? ¿Cree que los detalles personales sobre la vida de un autor son relevantes para la comprensión de su trabajo? Me gusta entrevistar a los autores porque me da una visión única de sus obras, técnicas, intereses culturales y sus temas centrales. A veces la comprensión de los datos biográficos ayuda, pero no siempre es relevante para comprender una obra de teatro. Como dijo DH Lawrence, "confía en la obra, no en el artista".

Últimamente se ha puesto de moda subir a escena obras de clásicos de mediados del siglo XX como Tennessee Williams o Arthur Miller. ¿Por qué será? Sus obras son más relevantes hoy que cuando aparecieron. La lengua cuidada, las estructuras innovadoras y los temas centrales de Williams y Miller atraen de manera especial al público de hoy porque reflejan algunas de sus preocupaciones. Son poetas del teatro que reflejan vidas rotas habitando sociedades rotas.

Entre los autores estadounidenses emergentes, ¿tiene algún favorito? No estoy seguro de que los dramaturgos siguientes sean nuevos, emergentes o mis favoritos, pero son los que me vienen a la mente: Sarah Ruhl, Lynn Nottage, Phyllis Nagy, Neil LaBute y Paula Vogel.

Texto: Inés Granha. Ilustración: Mathee Roudané por Nuria Cuesta.

El experto al habla