Hay tardes que no serían lo mismo sin ellos, ni aperitivos, ni algunos libros, ni muchas películas… Y lo que seguro que no sería lo mismo sin ellos es el 13 de mayo.

La galería Cámara Oscura hace visible el fascinante trabajo de Hugh Mangum (Durham, EEUU, 1877-1922), hoy día considerado como “el fotógrafo que unió a América”.

El artista español Gonzalo Sicre, estrenó su obra 'El mapa infinito' en una inauguración virtual que tuvo lugar el pasado sábado 9 de mayo.

<
>

Foto: Luis Ros. cloud9. Villa Nurbs.

Cloud 9

Arquitectura ecoeficiente

Enric Ruiz Geli es un arquitecto que indaga en la preformación de la naturaleza que emana de la física y de la química, inyectándole innovación tecnológica. Una apuesta que responde a los nuevos retos que plantea el cambio climático y la era post petróleo. Su último proyecto, Media TIC ha marcado un antes y un después, al demostrar que la arquitectura puede ser atractiva, asequible y responsable con el medio ambiente.  

¿Cuáles son sus intereses actuales en el campo de la arquitectura? Los proyectos de mi estudio, Cloud9, están dirigidos y orientados hacia la innovación mediante patentes y la creación de edificios ecoeficientes que aportan un valor añadido.

¿A qué se debe esta estrategia? Estamos viviendo la tercera revolución industrial, un cambio de paradigma energético y medioambiental. Un reciente informe de la Cumbre sobre el cambio climático organizado por la ONU en diciembre de 2009 desvela que los edificios son los máximos emisores de CO2 y en tercer lugar se encuentran los coches. Se calcula que los edificios son responsables del 40% del consumo energético en Europa y EE.UU., a causa, principalmente, del uso de fuentes de calefacción y refrigeración.

¿Cómo digiere este mea culpa? Ante esta revelación, hace tres años empezamos a trabajar en la idea de convertir los edificios en una solución, en vez de en un problema. El Media TIC del 22@ de Barcelona es un ejemplo de que se puede construir edificios bellos, inteligentes y ecoeficientes al mismo coste que la arquitectura comercial y convencional. 

¿Cómo se materializa en arquitectura esas propuesta? Las soluciones son varias desde el uso de materiales ecoeficientes como las cubiertas de ETFE (teflón) y nitrógeno que hacen de pantalla solar y reducen el gasto de energía en un 30%, al uso de energías limpias: solar, eólica, undimotriz (generada por olas), geotérmica, etc., mediante la integración de equipamientos de acumulación y fabricación de dichas energías en los edificios. Otra propuesta interesante es la de crear espacios comunes (lavandería, cocina...) en los edificios de viviendas, para reducir el gasto de mantenimiento y equipamiento, mientras se gana en espacio. El sharing (compartir) es una realidad en EE.UU, Alemania y Suiza.

El uso de estos materiales se destina a edificios institucionales y corporativos ¿ve viable, a corto plazo, su aplicación a la vida doméstica? Llevará un tiempo y se materializará cuando haya leyes firmes y valientes que apoyen el cambio. En 2009 la UE adoptó el objetivo general de producir el 20% de su energía de fuentes renovables para 2020. En España se ha reducido ese porcentaje al 10%, un objetivo poco ambicioso, nos hemos quedado muy cortos si tenemos en cuenta actualmente los edificios pueden  reducir su gasto energético en un 90% (net buildings), producir la misma energía que consumen (zero buildings) o fabricar más energía de la consumida (positive buildings) y a un coste igual que los edificios que generan un 40%.

Hay quien piensa que la arquitectura ha dejado de estar al servicio del ciudadano para pasar a encumbra al arquitecto. ¿Qué opina? En vez de hablar de arquitectura icónica o de arquitectos corporativos y mediáticos, hablemos mejor de la innovación y la calidad de los proyectos. En vez de apuntar con el dedo al arquitecto, hablemos de la coherencia de los planes de expansión urbanística, como el caso del 22@ de Barcelona, que implementa red empresarial y viviendas sociales a la ciudad bajo criterios de ecoeficiencia, o de las 4 torres de Madrid que son muros cortina de los años 80 que no aportan nada al tejido de la innovación de la arquitectura.

Mirando en retrospectiva ¿de qué proyecto se siente más orgulloso? De los proyectos Villa Nurbs, una vivienda cubierta de EFTE (teflón) y cerámica PDM que tiene un comportamiento energético muy bueno; y de Villa Bion, un conjunto de viviendas que gracias al hormigón que utiliza preserva el calor de la chimenea o el fresco en su interior, por lo que no necesita ni calefacción ni aire acondicionado.  

Texto: Mónica Cuende Lozano. Foto: Luis Ros. cloud9. Villa Nurbs.

Cloud 9: Arquitectura ecoeficiente