Advertisement

Harry Dean Stanton en Lucky
Harry Dean Stanton en Lucky

Lucky. Una película modesta, frágil y a la vez recia como su protagonista, el genuino Harry Dean Stanton.

Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud
Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud

Nos vamos de viaje a Viena para visitar el rastro de Gustav Klimt, Egon Schiele, Otto Wagner y Koloman Moser con motivo del primer centenario de su desaparición.

Con el street food instalado en nuestra agenda de ocio gastronómico, la fruta y verdura frescas, los pescados de lonja y las carnes al corte para paladares exquisitos, los mercados de abastos se convierten en la mejor opción para disfrutar de una buena comida después de haber llenado el carro de la compra

Dicen que La Boqueria es el mejor mercado del mundo. No solo por los 500 años de historia que arrastra este lugar de culto en el corazón de Las Ramblas, ni por el hecho de que si ellos no lo tienen es que no existe, ni siquiera por su papel de catalizador en el boom gastronómico que ha vivido la cocina en las dos últimas décadas...

Ya en sus tres álbumes previos, la banda Egon Soda, uno de los versos más libres del rock español, había cargado las canciones de contenido social y ambición literaria. Ahora, redoblan el voltaje en lo primero, El rojo y el negro del título no va por Stendhal

Sidecars es lo contrario a producto industrial. La evolución de Gerbass, Juancho y Ruly tiene bastante más que ver con barro, insomnio y carretera que con una estrategia trazada en hojas de excel. Por eso su público - tan auténtico como sus botas Chelsea- ha conseguido que la banda de Alameda de Osuna cuelgue 'Sold Out' hasta cuatro veces en La Riviera

<
>

 
Samu del Río 
One Spanish Kid
 
La ruta Helsinki-Tallinn conecta Finlandia y Estonia. Samu del Río desembarcó del ferry y fijó su atención en tres niños extremadamente pequeños, helados y solos. Retuvo esa imagen en la retina y la convirtió en canción y en el título de su primer álbum. Three Estonian Kids (Universal Publishing) es un disco gestado en las oscuras tardes finlandesas de 2014 que vio la luz en los estudios Reno con la supervisión de Ramiro Nieto y Martí Perarnau. Ha vivido en Nueva Orleans, Chicago o Nueva York. Tres ciudades musicalmente revolucionarias. Y toca el violín y el piano desde que sus manos son autónomas. Ahora, ha diluido todo lo ajeno para crear algo propio y ha creado un álbum suave, contundente y elegante. Suena un poco a Wilco y algo a Ryan Adams. Pero no, es Samu del Río.
 
Samu del Río (con banda) · 24 de marzo · Costello Club

Samu del Río. One Estonian Kid