Advertisement

La Fundación Mapfre presenta la mayor retrospectiva del fotógrafo americano Nicholas Nixon. Una serie que profundiza sobre el paso del tiempo, la familia y las ausencias

La artista francesa Laure Prouvost ha empapelado la ciudad de Copenhague con cuerpos desnudos. La artista, premio Turner de arte contemporáneo, ha pegado pechos y entrepiernas en las paredes de la ciudad para dar el pistoletazo de salida a la feria de arte Chart que se celebró en septiembre

El artista francés JR ha instalado una fotografía enorme de un bebé que se asoma a través de la estructura que divide México y EE UU

<
>

Soñar una realidad a medida

Por Israel Paredes

Para quien el cine de Wes Anderson es simplemente forma y superficie y nunca haya sido capaz de ver lo que hay en su interior, una película como La chica dormida, de Rosemary Myers, que puede recordar en su aspecto al cine de aquel, es posible que no contenga interés más allá de su estética. Esta recupera la de finales de los setenta desde lo hiperbólico, casi caricaturesco, incluida la pantalla cuadrada. Para quien, por el contrario, mire más allá en las imágenes, encontrará un relato coming age tan desolador como alegre, sobre una joven que, al final, deberá recrear un mundo imaginario para luchar contra sus miedos.

 La chica dormida. Dir: Rosemary Meyers.
Reparto: Bethany Whitmore, Harrison Feldman, Tilda Cobham-Hervey. Comedia.
Estreno: 28 de abril

Soñar una realidad a medida