Advertisement

La Fundación Mapfre presenta la mayor retrospectiva del fotógrafo americano Nicholas Nixon. Una serie que profundiza sobre el paso del tiempo, la familia y las ausencias

La artista francesa Laure Prouvost ha empapelado la ciudad de Copenhague con cuerpos desnudos. La artista, premio Turner de arte contemporáneo, ha pegado pechos y entrepiernas en las paredes de la ciudad para dar el pistoletazo de salida a la feria de arte Chart que se celebró en septiembre

El artista francés JR ha instalado una fotografía enorme de un bebé que se asoma a través de la estructura que divide México y EE UU

<
>

 
Libros con agua y sal
 
 
Además de los relatos de esta edición he aquí un chapuzón en títulos que se nos llenarán de arena en la playa. Para empezar, dos clásicos en uno: Cartas a Hawthorne (La Uña Rota), una selección de misivas que Melville escribió al autor de La letra escarlata. Éste lo animó a rematar Moby Dick, y a cambio, Melville le propuso un argumento literario que aún está por escribir, la historia de un marinero que dijo a su mujer que iba a embarcarse, pero se mudó a la casa de al lado, por el placer de mirarla. Otro recomendable título es Agua salada (Errata Naturae), una revisión traída a la actualidad del Primer amor de Turguénev, para los que quieran recordar lo ridículo que era ligar de adolescente. Aunque para raro, que te inviten a un crucero, seas testigo de un asesinato y todo acabe convirtiéndose en ciencia ficción: La mujer del camarote 10 (Salamandra). Y para antes de subir a la ola,: el exitazo Años salvajes (Libros del Asteroide), sobre el sentido de la aventura, la amistad, la familia, el periodismo y una obsesión: el surf. William Finnegan ganó el Pulitzer con este libro autobiográfico. / PFF

Libros para recordar el mar