Advertisement

 Delaporte, en Paraíso Festival
 Delaporte, en Paraíso Festival

Paraíso Festival nos trae a Madrid una selección de la mejor electrónica del momento (6 y 7 de junio).

Harry Dean Stanton en Lucky
Harry Dean Stanton en Lucky

Lucky. Una película modesta, frágil y a la vez recia como su protagonista, el genuino Harry Dean Stanton.

Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud
Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud

Nos vamos de viaje a Viena para visitar el rastro de Gustav Klimt, Egon Schiele, Otto Wagner y Koloman Moser con motivo del primer centenario de su desaparición.

Con el street food instalado en nuestra agenda de ocio gastronómico, la fruta y verdura frescas, los pescados de lonja y las carnes al corte para paladares exquisitos, los mercados de abastos se convierten en la mejor opción para disfrutar de una buena comida después de haber llenado el carro de la compra

Dicen que La Boqueria es el mejor mercado del mundo. No solo por los 500 años de historia que arrastra este lugar de culto en el corazón de Las Ramblas, ni por el hecho de que si ellos no lo tienen es que no existe, ni siquiera por su papel de catalizador en el boom gastronómico que ha vivido la cocina en las dos últimas décadas...

<
>

 
URVANITY 2018
La feria del nuevo arte contemporáneo
 
Claro. Puedes no ir. Si algo le sobra al nuevo arte contemporáneo es libertad, trasgresión y, por qué no, provocación. O quizás nada de esto, porque según lo escribíamos, hemos de confesar que esas palabras nos sonaban mucho más antiguas, sobadas y cansadas, que el inclasificable y sorprendente contenido de la feria.
 
Y es que Madrid tenía una carencia comparativa respecto a otras grandes capitales y ciudades del mundo, la de crear un evento específicamente dedicado a una vertiente del mundo del arte que está en pleno apogeo: el nuevo arte contemporáneo. La feria Urvanity Art llega a su segunda edición con nueva sede y nuevos contenidos. 
 
Enmarcar la segunda edición de Urvanity en pleno mes del arte es un traje que le queda pequeño, estrecho, escaso y limitado. Más allá de la coincidencia temporal con otros eventos, esta feria no es parte de nada, sino más bien un todo en sí mismo, un extenso alfa y omega del nuevo arte emergente. 
 
Del 21 al 25 de febrero, Urvanity cobrará vida en una nueva sede, más acorde con sus necesidades y sus aspiraciones, más amplia y mejor comunicada con la ciudad, como es LA SEDE del COAM (Colegio de Arquitectos de Madrid). Un espacio que, además, ofrece otras posibilidades expositivas, como son el uso del propio jardín interior para ubicar la que será una espectacular instalación. 
 
 
Con este singular emplazamiento cristaliza una especie de querencia natural que expresa el vínculo del arte urbano con la arquitectura. Es difícil imaginar el nuevo arte contemporáneo, y por extensión el arte urbano, sin esta disciplina capaz de levantar lienzos, enmarcar obras y construir espacios de respuesta cultural casi de manera involuntaria.
 
Claro. Puedes no ir, pero si ya en su primera edición presumían de contar con obras de algunos de los mejores talentos de la escena, incluyendo al archiconocido Bansky, este año estarán presentes obras de artistas de prestigio como el londinense D* Face, Shepard Fairey (Obey), Cranio, Kai and Sunny, Zest, el colectivo belga Hell´O, Pasquini, Anna Taratiel (OVNI), Felipe Pantone o Daniel Muñoz
 
Ese 'nuevo arte contemporáneo' absorbe y, por tanto, trasciende al arte que tradicionalmente se viene llamando 'arte urbano'. Nos encontramos en un estadio en el que este ha madurado y poco a poco va entrando en galerías y museos y en la sociedad en su conjunto. Como afirma en su Manifiesto: 'Urvanity reivindica propuestas que, con fundamento en la expresión artística desarrollada en el contexto urbano a partir de los 70, construyen hoy un diálogo con la modernidad y, por ello, ofrecen un escenario donde explicar el mundo. Puesto que no se trata sólo de atender el conjunto de elecciones formales que un artista asume sino de comprender el lugar público donde configura su trabajo y también de que este último comunique al menos una experiencia del orden de lo estético'. 
 
Por todo ello, Urvanity se posiciona como la feria que quiere y consigue de manera audaz indagar en el paisaje artístico urbano más contemporáneo. Y es mucho más que una feria en la que las galerías especializadas más influyentes muestran el trabajo de sus artistas más relevantes, lo que nos ofrece una oportunidad única para conocer y descubrir artistas. Y, llegado el caso, si aún no nos hemos atrevido, iniciarnos en el coleccionismo.
 
 
Porque busca 'la complicidad con otras iniciativas y con los distintos agentes culturales de la ciudad'. No en vano emplea en su ideario dos verbos, 'explorar' e 'imaginar', para simbolizar sus pretensiones presentes y futuras. Entre las interesantes actividades programadas este año estará la proyección del documental Shadowman (Oren Jacoby, 2017), centrado en la figura y la obra del artista Richard Hambleton (Vancouver, 1952- Nueva York, 2017), uno de los pioneros de las intervenciones urbanas en los ochenta, poblando las fachadas con sus espectrales siluetas humanas de brochazos de pintura negra. De ahí su sobrenombre de 'Shadowman'.
 
Fue camarada de Keith Haring o Jean-Michel Basquiat en el mítico y experimental Club 57 ubicado en el East Village de Manhattan y al que el MoMA está dedicando una exposición (hasta abril). Alguna de sus piezas se expone, además, en Urvanity. Urvanity, más allá de todo, es una cita auténticamente obligatoria para todos los amantes del más reciente arte contemporáneo, aunque tal y como su espíritu provocador te diría… Claro. Puedes no ir.    
 
Subasta benéfica. La asociación española Fundraising (AEFr), colabora en esta edición de Urvanity con varias obras generadas en su proyecto somosasi.org, creadas por los artistas: Suso 33, Belin, Fratelli Moca, Saturno, Musa, 2Spread y saldrán a la venta en una subasta benéfica que se realizará una vez finalizada la feria.

Urvanity. La feria del nuevo arte contemporáneo.