Advertisement

Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud
Leopold Museum Viena Foto Peter Rigaud

Nos vamos de viaje a Viena para visitar el rastro de Gustav Klimt, Egon Schiele, Otto Wagner y Koloman Moser con motivo del primer centenario de su desaparición.

Con el street food instalado en nuestra agenda de ocio gastronómico, los mercados de abastos se convierten en la mejor opción para disfrutar de una buena comida.

<
>

 

Gin MG

Coctelería

Gin MG: personalidad sin artificios

Por Tomi Aguirre · Foto: Studio Torden

Si tuviésemos que describir con unos pasos de baile* a Gin MG podríamos emplear un ballet coreografiado por grandes talentos del siglo XX como Diaghilev, Nijinski o Massine. Personalidades auténticas y apasionadas, sin artificios, de corte clásico con ímpetu renovado. La coreográfica imagen que hemos creado con la nueva botella y su nueva etiqueta habla (y baila) por sí sola. 
(*Este artículo forma parte de la edición 171 de El Duende: Todos a bailar)

En casa la recuerdo siempre en el mueble de las bebidas del salón. Era la marca de ginebra que consumía la familia. De ella adquirí el gusto y la fidelidad hacia Gin MG. De la misma manera que la marca se ha mantenido fiel a su filosofía artesanal a través de más de tres generaciones, desde que Manuel Giró creó la receta en 1940, aunque las destilerías datan de 1835.

En casa, elaborar un buen gin-tonic siempre ha sido mezclar ginebra, tónica y limón, con hielo y en vaso largo. Sin más historias. Menos era más. Y lo sigue siendo. Porque la esencia de Gin MG, una de las primeras ginebras elaboradas en España, es su calidad y sabor, que permanecen intactos.

Nuevo diseño, misma esencia
Su elaboración sigue siendo totalmente artesanal, siguiendo el proceso London Dry Gin, con ingredientes 100% naturales, sin aditivos ni potenciadores.

Lo que sí ha cambiado, es el diseño de su botella y etiqueta, que han sido sabiamente modernizadas bajo un prisma de inspiración “retro”, haciendo un guiño a sus orígenes y a su larga historia. Pero como lo importante es ser, no parecer, su autenticidad y calidad artesanal siguen intactas en su interior.

La marca ha recuperado la receta original de Manuel Giró, con alcohol de trigo de la mejor calidad y enebro recogido a mano de sus propios campos, controlando su cultivo, recogida y selección.

Y un dato relevante: ha cambiado su graduación de 37,5° a los 40° iniciales. El punto ideal de contenido en alcohol para una ginebra extra seca y equilibrada.  

Ser, en lugar de parecer
Las apariencias sí engañan. Gin MG tiene las cosas claras y siempre ha apostado por un gin-tonic sin artificios, dirigido a personas transparentes, que pasan de postureo y de “instagrammear” esos experimentos llenos de frutas flotando sobre un vaso.

No importa dónde la consumas, en casa o en los bares de siempre, con la familia o con amigos. Siempre será en buena compañía.

Personalidad sin artificios