Advertisement

DEWAR’S, la marca de blended scotch whisky más premiada de la historia, presenta DEWAR’S DOUBLE CLUB, un espacio de reunión ubicado en el club AROUND Madrid.

Klein construyó durante la década de 1950 grandes conjuntos en el corazón de Nueva York, Roma, Moscú y Tokio, que hoy son monumentos de la historia de la fotografía.

El incombustible Iñaki Gabilondo (San Sebastián, 1942) ha vuelto a reinventarse al frente del programa Cuando ya no esté. El mundo dentro de 25 años, en el que entrevista a cientificos.

La combinación de música y Coca-Cola signature Mixers es tan natural como indiscutible a estas alturas.

<
>

Nace Bluwer, la ginebra (azul) que cambia de color (a rosa)

La ginebra sigue reinando en nuestras copas, es tendencia y, últimamente, explora nuevos sabores y colores en sus combinados y su destilación. Así ha nacido Bluwer, que, más que una nueva ginebra, es un auténtico espectáculo visual y de sabor, otra vuelta de tuerca al gin-tonic que romperá la monotonía en las noches de este verano.

Sorprende no solo porque es de un intenso azul, color que le infunde la Butterfly Pea, una misteriosa flor procedente de Tailandia, empleada durante siglos en Asia por sus propiedades medicinales, que solo vive 24 horas y tiñe esta ginebra en un proceso de infusión posterior a la destilación que, como toda la elaboración de la bebida, es 100% natural y artesanal. Bluwer, además, cambia de color. Tiene la propiedad de convertirse progresivamente en rosa al entrar en contacto con el mixer, cuando se mezcla con tónica o ácido cítrico (como limón o lima).

Toda una expresión de lo efímero y del poder de la transformación. Y una fuente de energía gracias al ginseng, uno de los catorce botánicos que se suman a la fórmula de Bluwer junto con la flor Butterfly Pea, entre otros como la corteza de tangerina, la flor de jazmín, el jengibre, el cardamomo o el enebro.

Una ginebra única creada en el Alentejo portugués por un experto en botánicos, que tiene el  carácter fresco y afrutado de las ginebras de nueva generación, pero mantiene la esencia de las ginebras clásicas.

Nace Bluwer, la ginebra (azul) que cambia de color (a rosa)