Advertisement

<
>

Foto: Philippe Herreweghe © Wouter Maeckelberghe

Música

TOP 5 CLÁSICA 

Por Benjamín G. Rosado. 

Ya sea en lo alto del podio, sobre el escenario o en las profundidades del foso, en 2019 Madrid seguirán convocando a los mejores intérpretes de cada especialidad. 

El oro del Rin

Pablo Heras-Casado se enfrentará por primera vez a la colosal partitura de Wagner, que marca el inicio de la tetralogía del Anillo. La famosa producción de Robert Carsen, impulsada por Joan Matabosch en sus años al frente del Liceo, traslada la acción del libreto original a un vertedero, donde las ninfas custodian el preciado metal. El montaje ofrece así una lectura contemporánea y en clave ecologista que quiere hacer reflexionar al público sobre la avaricia de poder y el efecto pernicioso de los deshechos de una civilización que avanza a la deriva. Teatro Real (17 enero – 1 febrero).

Maurizio Pollini

A finales de 2001, el gran pianista italiano de los últimos tiempos abandonó el escenario del Auditorio Nacional a mitad de la interpretación de las Fantasías, opus 116 de Brahms. Pollini prometió entonces no volver a someterse jamás a las perniciosas «corrientes de aire frío» de la sala madrileña. Siete años más tarde, tuvo que tragarse sus palabras a cambio de una conmovedora versión de la Sonata nº 2 de Boulez dentro del Ciclo de Grandes Intérpretes de la Fundación Scherzo, que lo trae de vuelta a la capital (11 de febrero) con un surtido de obras de Schoenberg y Beethoven. 

Gergiev & Trifonov

Heredero de Ritcher y Horowitz, el último fenómeno ruso del piano lleva años pidiendo paso en las grandes salas de concierto. Ahora Daniil Trifonov se atreve a tutear al que fuera su maestro y mentor, el director Valery Gergiev, en una sinergia sinfónica de alto voltaje: el Concierto para piano y orquesta nº 1 de Rajmáninov con las huestes de la Sinfónica del Teatro Mariinsky de San Petersburgo. En la segunda parte del concierto sonará el himno trágico de la Quinta de Mahler, con su perturbador y conclusivo adagietto. Temporada de La Filarmónica, Auditorio Nacional (14 de marzo).

Anne-Sophie Mutter

Diez millones de discos y cuatro premios Grammy separan la primera intervención de la violinista alemana (que debutó con 13 años a las órdenes de Karajan) de su próxima aparición al frente de la Kammerorchester Wien-Berlin. Aunque su repertorio abarca más de cuatro décadas (desde Bach hasta las vanguardias de Penderecki, Gubaidulina, Previn y Rhim) en esta ocasión Mutter utilizará el arco de su instrumento como batuta para sacar petróleo de los Conciertos para violín nº 2, 3 y 5 de Mozart. Temporada de Ibermúsica, Auditorio Nacional (21 de mayo).

Philippe Herreweghe

El maestro belga volverá a demostrar que el Collegium Vocale de Gante, que él mismo fundó en 1970, sigue siendo uno de los conjuntos corales más acreditados a la hora de desentrañar los misterios de la música de Bach. Tras la sobrecogedora lectura que ofreció el año pasado de la Pasión según San Mateo, Herreweghe y sus secuaces se encargarán de clausurar el ciclo Universo Barroco con la Misa en si menor del Cantor. Temporada CNDM, Auditorio Nacional (11 de junio).

 

Música: TOP 5 CLÁSICA