<
>

The Girlfriend Experience

La vanidad, a la hoguera

Hace tiempo que Steven Soderbergh combina sus trabajos para Hollywood (la saga Ocean o la reciente y maravillosa ¡El Soplón!) con películas más personales rodadas con presupuestos raquíticos en las que el director de Sexo, mentiras y cintas de vídeo da rienda suelta a su vena más libérrima y experimental. The Girlfriend Experience se inscribe en esta segunda clase de filmes (sumen otros como el marciano Bubbles o la segunda parte de Che) para contarnos la historia de una prostituta de lujo ignorante y hortera junto a su pusilánime y falto de luces novio. Ambientada en un Nueva York conmocionado por el derrumbe financiero, la película, que parece a ratos un remake en clave de sainete de American Psycho, supone un vitriólico dardo, cargado de más mala leche de lo que puede parecer, contra los elementos más risibles de la cultura occidental: La vanidad omnipresente, la estúpida codicia, la cultura del dinero por el dinero o la incultura como moneda de cambio. Tras su apariencia de experimento liviano se esconde una gran película.

Texto: Juan Sardá

The Girlfriend Experience de Steven Sodeberg · Con: Sasha Gray, Chris Baron · Drama · Estreno: 6 de agosto.

La vanidad, a la hoguera