<
>

Chema Madoz. Foto: Chema Conesa

Chema Madoz
Cuando el objeto es el sujeto

Su personal forma de procesar imágenes construye poemas y juguetonas metáforas visuales en las que engaña a nuestra vista a su antojo en cada composición. El reconocible trabajo de Chema Madoz (Madrid, 1958) ha conseguido captar la atención de toda índole de públicos, incluso fuera de nuestras fonteras, y le valió en el año 2000 para alcanzar el Premio Nacional de Fotografía. Tenemos la infinita suerte de que nos haya cedido una de sus obras para ilustrar la portada de esta edición.

¿En qué momento se te ocurrió la idea de hacer fotos de objetos a los que les das otros usos a los habituales? ¿Tuvo que ver que tu vecina te pusiera un horno como pupitre siendo un niño? Llego a los objetos como parte de un proceso. De hecho al principio casi no aparecía ninguno. Tal vez lo que me empujó a ellos fue la sensación de que las personas que aparecían en las fotografías tenían un estatus parecido al objeto, en la medida de que eran utilizadas para componer una imagen y acercarme a una idea. De ahí que en ese proceso de intentar eliminar todo lo accesorio de la imagen, la mirada se fuera centrando en ellos.

Si pudieras hacer real alguna de tus imágenes, ¿cuál escogerías? No tengo el más mínimo interés en que ninguna de ellas se pudiera hacer real. El hecho de que no existan les otorga muchas más lecturas a la hora de acercarte a ellas.

La manipulación de los objetos es, en tu caso, manual, no digital. ¿No te tienta dejarlos como esculturas? Para dejarlo como una escultura tendría que estar concebido desde un primer momento con esa idea, ya que los acabados están hechos para que funcione su imagen y no el objeto físico.

Cada uno le podemos encontrar un significado diferente. Cada imagen tiene diferentes niveles de lectura. A veces uno se queda únicamente con la sorpresa o el desconcierto que provoca ver algo inusual en ellas, pero a poco que insistas te das cuenta de que las posibilidades son múltiples. Si un objeto con una función concreta puede dar lugar a muchas fotografías con sentidos bien diferentes, la composición con dos o varios de ellos, multiplica las lecturas.
Si un día se te agotaran las metáforas, ¿qué tipo de fotografía harías? Lamentablemente es la forma que tengo de ver las cosas y eso tiene sus ventajas y desventajas. Difícilmente haría algo que no tuviera nada que ver con lo que he venido haciendo hasta ahora.

¿Cuál es la mejor idea artística que has visto? Una obra del artista brasileño Waltercio Caldas, titulada La emoción estética.

¿Por qué solo haces fotos en blanco y negro? Porque hacerlas sólo en blanco siempre me pareció mucho mas complicado.

¿Qué próximos proyectos tienes a la vista? Estoy preparando una exposición para La Caixa en el edificio de la Pedrera en Barcelona para la primavera que coincidirá con otra un poco más adelante en la Galería Joan Prats, en la misma ciudad. Un poco después se realizará otra exposición en La Fundación Joan Miró de Mallorca. Estoy con algunos proyectos para París, Berlín y preparando una colaboración para diseñar unos objetos para Hermés en París.

¿Has tenido alguna vez un golpe de suerte? Una vez me tocó el reintegro de la primitiva, eso te da el nivel.

Texto: Lola Manfar. Foto: Chema Madoz retratado por Chema Conesa.

www.chemamadoz.com

Chema Madoz: cuando el objeto es el sujeto