<
>

Entrevista con Norma Aleandro

Un drama hecho comedia

La gran dama de la escena argentina nos brinda en octubre la oportunidad de ver su último trabajo como directora: Escenas de la vida conyugal,  una versión teatral de la estupenda película homónima de Ingmar Bergman, protagonizada en esta ocasión por Ricardo Darín y Érica Rivas, que saca a la palestra todos las miserias y grandezas que puede generar la vida en pareja. El montaje llega precedido de un éxito enorme en Argentina.

Texto Raúl Losánez

¿Qué hay en esta obra que tanto interesa al público en general? Lo digo porque Bergman es para muchos un cineasta algo conceptual y críptico… Todo lo que hizo Bergman en su carrera fue inteligente; pero hay que decir que la película es trágica y nosotros, en la obra, la hemos convertido en comedia. Hay momentos realmente hilarantes. Y esa comicidad reside en ver con una lupa lo que solemos mirar desde lejos en el mundo de nuestras relaciones. Son dos personajes comunes que, como cualquiera de nosotros, terminan realizando cosas que no tienen que ver con las que han planificado. Pero para que esto funcionase, claro, era necesario contar con dos actorazos como Érica y Ricardo.

¿El reto mayor como directora era precisamente dar con ese punto de equilibrio entre lo cómico y lo dramático? Sí, así es. No solo se cuenta la desdicha de una pareja; hay también grandes alegrías. Hay una gran pasión, y a veces también una enorme frialdad. Y así sucede en verdad. Cuando uno ha vivido en pareja mucho tiempo sabe que las cosas son mucho más complejas de lo que uno puede explicar. Y esta obra logra contar esa complejidad.

Usted ya hizo esta obra como actriz en 1992, junto a Alfredo Alcón. Ahora que vuelve a ella, ¿la ve con otros ojos? ¿Ha aprendido mucho en este tiempo? ¡Espero que sí!... (risas)… ¡Eres muy malo!... No…, es cierto que con el tiempo he visto que la gran dificultad que tiene hacer esta obra es que, aparentemente, va por un camino muy fácil. Y yo la he ido apreciando más precisamente por eso: por la sabiduría que Bergman puso en ella; como hombre de teatro, como conocedor de la mente humana y como persona que tuvo parejas a las que supo amar y… también destrozar.

Una vez que hayamos visto la obra, ¿cómo se le ocurre que podamos celebrar haber llegado a la edición 150 de la revista El Duende? Haciendo algo divertido. Juntándonos en un teatro para recordar y ver lo que más nos ha gustado de lo que ha ido publicando El Duende durante este tiempo, y dialogar para ver cuál fue la llama que prendió en nosotros para que nos gustase tanto.

Y tras la celebración…, borrón y cuenta nueva. ¿Con qué propósito o deseo le gustaría comenzar después?

Aprender es algo que siempre nos viene bien. A mí me maravilla la gente que agarra un instrumento como el violín o el arpa… ¡y lo toca sin esfuerzo aparente! ¡Eso me encantaría!

Escenas de la vida conyugal. Teatros del Canal. Del 21 de octubre al 15 de noviembre. www.teatroscanal.com

Norma Aleandro dirige a Ricardo Darín y Érica Rivas en "Escenas de la vida Conyugal"