Advertisement

Camaleónico, atrevido, con ganas de crear… Rubén Ochandiano ha rodado dentro y fuera de España, en Hollywood y en proyectos independientes.

Dos vidas y una íntima correspondencia mantenida por email entre 2013 y 2016, ahora se hace pública en forma de libro, Regina & Celeste.

El 4 de octubre estrena Es mi palabra contra la mía, donde nos desdobla y se pregunta por qué no hay manera de que nos contentemos con lo que somos.

Para Iseo & Dodosound, la suma de Leire Villanueva y Alberto García.

Llega al Teatro Fernán Gómez una obra planteada como el reverso de un lienzo histórico. En Monsieur Goya, una indagaciónse plantea el exilio del pintor de los pueblos, Francisco de Goya, a partir de miradas subalternas.

El clown emérito del Circo del Sol indaga en los orígenes de la compañía con Kooza, que llega a Madrid el 25 de octubre.

Abandonó una brillante trayectoria profesional como creativo e ilustrador publicitario para abrazar la vida rural y familiar. En 2012 fundó el sello Autsaider Cómics.

Los sonidos frescos seducen cuando aportan novedad, brío y ritmo. Algo que ocurre al escuchar al combo francés Caravan Palace.

El espacio de trabajo y aprendizaje Atelier Solar está organizando las I Residencias Africanas de Creación e Investigación.

Alberto Morillas es el mejor perfumista del mundo. Su gran don es su capacidad para fusionar innovadoras tecnologías naturales con la perfumería molecular de última generación.

<
>

Daniel Sánchez Crespo. Espíritu peterpanesco

Sus protagonistas son pequeños insectos  que están ocultos para unos, y visibles para otros. Únicamente los identifican aquellos cuya inocencia conforma el 100% de su estructura. Es decir, los niños. Son ellos quienes cazan a estos animales invisibles que han logrado formar un mundo en el que la palabra monotonía o rutina no existe y que tiene la imaginación como bandera. Es algo que más que un videojuego. Es una nueva dimensión.

Invizimals aparece... Pues surge cuando andaba por la calle. Como soy miope, siempre llevo gafas, pero un día no me las puse y entonces al salir, veía las luces de la calle como puntitos y dije:¡Mira! ¡Si parecen fantamistas de luz!. Así nacieron los Invizimals, en el momento y en el lugar más insospechado, que es donde surgen las grandes ideas.

Es decir, que tiene una gran imaginación, ¿no? Siempre he intentado ver más allá de lo cotidiano y divertirme con ello. Mi cerebro funciona como un niño de diez años. De hecho, esta es una de las “virtudes”, por así decirlo, de esta profesión. Generalmente, quienes nos dedicamos al mundo del videojuego es porque no nos ha gustado el mundo de los adultos y nos pasamos al de los niños.

En ese mundo que han creado, los pequeños son los protagonistas ¿algún motivo especial? Empezamos a trabajar allá por el 2008 y presentamos la idea a Sony. Fueron ellos quienes nos dijeron que nuestro juego iba destinado a un público más pequeño, pues en principio iba dirigido a los adolescentes. Tras esto, focalizamos de nuevo la temática y lo planteamos para el público que tenemos ahora, niños de entre 8 y 10 años.

¿Se puede considerar un juego educativo? Intentar añadir ese argumento a un videojuego es una tontería, quiero decir, jugar, ya sea a un juego tradicional o a un videojuego implica perder el tiempo y eso es lo que tiene que ser un juego, evasión total. Me hace gracia cuando se aplica esa etiqueta de “educativo”, pues los videojuegos no educan, los que educan son los padres.

Tengo entendido que Invizimals llega a la televisión. Efectivamente, dentro de un mes se estrenará en TVE y también se ha traducido a 18 idiomas, porque se va a emitir en la BBC. Este paso nos ha hecho rehacer todo, pues no es lo mismo el guión del juego que el de la tele. Se mantienen cosas, pero también se han añadido otras, por ejemplo protagonistas, dado que en el juego es el jugador.

¿Es cierto que cuando crean algún personaje del juego se basan en actores? Pues sí, es cierto. Cuando diseñamos algún personaje pensamos en qué actor haría de él. Entre los nombres en los que nos hemos basado se encuentran Al Pacino, Russel Crowe, entre otros. En un ocasión cuando creamos un gusano nos basamos en Marlon Brando, por la forma que tenía de hablar, de moverse...

Muchos ven los videojuegos como algo banal y lo cierto es que crearlos es un ‘compendium’ de cosas ¿No es así? En España tendemos a ser muy simplistas, sobre todo con este tipo de industria, muy ligada a la Cultura. Decir que el cine es cultura y los videojuegos no...Los videojuegos son cultura y supera al cine porque permite la interacción del que está detrás de la pantalla. Generan emociones, sensaciones, y eso es lo que te motiva a seguir en esto.

Texto: Clara Felis

Daniel Sánchez Crespo. Espíritu peterpanesco