Advertisement

Camaleónico, atrevido, con ganas de crear… Rubén Ochandiano ha rodado dentro y fuera de España, en Hollywood y en proyectos independientes.

Dos vidas y una íntima correspondencia mantenida por email entre 2013 y 2016, ahora se hace pública en forma de libro, Regina & Celeste.

El 4 de octubre estrena Es mi palabra contra la mía, donde nos desdobla y se pregunta por qué no hay manera de que nos contentemos con lo que somos.

Para Iseo & Dodosound, la suma de Leire Villanueva y Alberto García.

Llega al Teatro Fernán Gómez una obra planteada como el reverso de un lienzo histórico. En Monsieur Goya, una indagaciónse plantea el exilio del pintor de los pueblos, Francisco de Goya, a partir de miradas subalternas.

El clown emérito del Circo del Sol indaga en los orígenes de la compañía con Kooza, que llega a Madrid el 25 de octubre.

Abandonó una brillante trayectoria profesional como creativo e ilustrador publicitario para abrazar la vida rural y familiar. En 2012 fundó el sello Autsaider Cómics.

Los sonidos frescos seducen cuando aportan novedad, brío y ritmo. Algo que ocurre al escuchar al combo francés Caravan Palace.

El espacio de trabajo y aprendizaje Atelier Solar está organizando las I Residencias Africanas de Creación e Investigación.

Alberto Morillas es el mejor perfumista del mundo. Su gran don es su capacidad para fusionar innovadoras tecnologías naturales con la perfumería molecular de última generación.

<
>

La cerveza El Águila está de vuelta

Nacida en el madrileño barrio de Delicias a principios del siglo XX, fruto del espíritu emprendedor y bohemio de su fundador, El Águila llegó a ser una de las cervezas más conocidas, vendidas y queridas en nuestro país, contribuyendo de manera importante al auge de la cerveza en España.

Ahora, El Águila vuelve como si nunca se hubiera ido, con una nueva receta inspirada en el sueño de su creador de elaborar una cerveza de alta calidad, con un sabor reconocible entre el resto de lagers del mercado. Una marca con más de un siglo de historia, que siempre se ha caracterizado por su espíritu inconformista y pionero, así como por la gran influencia cultural que su fundador imprimió en la marca.

El Águila recupera los métodos tradicionales de elaboración de cerveza de principios de siglo XX, cuando las cervezas no se filtraban o los procesos de filtrado eran mínimos. El resultado de este proceso de elaboración es una lager especial de 5,5% de alcohol en volumen, naturalmente turbia y con cuerpo, potenciado por la ausencia de filtración de la cerveza y por la utilización de la técnica de lupulado denominada late hopping, que consiste en añadir lúpulo al final del proceso de cocción. Un método que intensifica el aroma del lúpulo Lemondrop® utilizado en la receta y que le aporta frescor a la cerveza.

La propuesta única de El Águila Especial Sin Filtrar también se refleja en su icónica botella, inspirada en las empleadas a principio del siglo XX. Estará disponible en botellas de 33cl y lata de 33cl próximamente en canal de alimentación. En hostelería, El Águila Especial Sin Filtrar se podrá encontrar en barril y en botella de 33cl.

 

 

GASTRONOMÍA: La cerveza El Águila está de vuelta