Advertisement

Imagen de la película “El lector” (the reader) © 2008 The Weinstein Company. Todos los derechos reservados. Distribuida en DVD en España por On Pictures.

David Hare

El escritor

Sir David Hare, dramaturgo, guionista y director de teatro y cine británico. La mayoría de sus obras reflejan los problemas políticos y sociales de nuestro mundo actual; por ejemplo, su cinta "Vía Dolorosa" trata el conflicto entre Israel y Palestina. En la temporada pasada pudimos disfrutar de una retrospectiva sobre cuatro de sus obras en Escena Contemporánea.

Su gran talento se puede resumir mirando su vitrina de premios: entre otros, por su teatro, tiene el Lawrence Olivier y varios de la crítica londinense y neoyorquina; tiene un BAFTA televisivo y el oso de Oro de Berlín por su película Wetherby.  También es muy conocido por sus guiones adaptados para dos películas de Stephen Daldry, Las horas y The reader. Desde 1984, es director adjunto del National Theatre. Fue nombrado caballero de la Orden del Imperio Británico en 1998 y es miembro de la Royal Society of Literature. Es autor de una veintena larga de obras de teatro.

Sus obras suelen versar sobre temas con un fuerte trasfondo político y social. ¿No busca el entretenimiento? Lo que generalmente se llama entretenimiento a mí no me parece muy divertido. Me entretiene mucho más un trabajo que no es naif.

También ha probado con la gran pantalla, ejerciendo como guionista y director. ¿Cree que el cine puede alimentar al teatro (y viceversa) de alguna forma? El teatro es próspero porque la gente necesita un lugar para reflexionar sobre sus vidas. El teatro es una excelente mezcla de iglesia, parlamento y music hall. El cine, me temo, es en su mayoría estúpido, al menos en el mundo de habla inglesa.

La película Vía Dolorosa es una adaptación de una exitosa obra homónima que había escrito usted. En ella usted participó como actor. ¿Cómo se ve en ese rol? ¿Le gustó la experiencia? No, no era actor, era un artista intérprete de sí mismo. Desde entonces he rechazado todos los papeles de cine y teatro que me han ofrecido. Tengo demasiado respeto por los actores reales.

¿Prefiere trabajar en el teatro o en el cine? Durante la década de los noventa me propusieron escribir muchos guiones, y tuve que decidir si me quedaba en el Teatro Nacional de Londres trabajando en una trilogía escénica o si me decantaba por el cine. Elegí el teatro, y no lo he lamentado.

¿Dramaturgo o director? Dramaturgo. Empecé como director, pero me fui desencantando poco a poco. Eché a perder un par de producciones en la década de los ochenta y pensé:"'No tengo ninguna necesidad de ser infeliz, voy a parar".

Háblenos de su última participación en el cine. Escribió el guión de The Reader basándose en la novela de Bernard Schlink. ¿Tuvo algún problema para convertir esa compleja historia de amor en un guión de película? Sí, fue un proyecto increíblemente difícil. Pero a Stephen Daldry y a mí nos dieron el libro, el presupuesto y la promesa de que se respetaría lo que hiciésemos. Resolvimos nuestros problemas mientras lo preparábamos y quedamos satisfechos con el resultado. La temática (la verdad y la reconciliación) es fascinante.

¿Alguna vez se cansa de escribir y piensa en parar? Escribir me deja exhausto, es difícil. Nunca progresas, tu primer trabajo puede ser mejor que el último. Eso es agotador.

Texto: Albina Vegel. /  Imagen de la película El lector (the reader) © 2008 The Weinstein Company. Todos los derechos reservados. Distribuida en DVD en España por On Pictures.

David Hare: el escritor